Los negocios de ocio infantil se sienten «olvidados» y piden protocolos para reabrir

Representantes de una veintena de empresas de toda Galicia se reunieron en Santiago y crearán un colectivo


Santiago / la voz.

El sector de los negocios ligados al ocio infantil se siente «olvidado» en la desescalada y en este camino hacia la nueva normalidad. Esa es la sensación generalizada entre la veintena de gerentes de firmas de este ámbito de las cuatro provincias que se reunieron este lunes en Santiago para analizar la situación que atraviesan. «Atopámonos sen axudas e sen poder abrir cunhas garantías. Moitos temos alugueiros mo altos e seguros, e a situación lévanos á bancarrota. Ou conseguimos que se nos teña en conta en axudas específicas ou non podemos subsistir», asegura en un comunicado este colectivo formado por parques de ocio, ludotecas, empresas de animación de eventos infantiles y servicios ligados a la conciliación, entre otros.

Uno de los miembros de este nuevo grupo de trabajo, cuya intención es constituirse como asociación, es David Neira, socio de Geo, una firma de ocio afincada en Vedra, que incide en la incertidumbre que vive el sector. «A día de hoxe o BOE permítenos facer actividades de ocio e tempo libre con colectivo infantil e xuvenil, pero consideramos que as medidas xerais que hai non nos permiten abrir cunhas garantías de seguridade. Entón, o que queremos é que saian protocolos para que despois cada empresa valore a apertura ou non do seu negocio», afirma.

Uno de los objetivos del colectivo es abordar con la Xunta, la administración que tendrá a partir de la nueva normalidad las competencias, la elaboración de protocolos que regulen la actividad para tener claro cómo actuar en cuanto a distancias, mascarillas, limpieza... «Precisamos un respaldo administrativo», afirma, recordando la gran diversidad del sector. «Os bares sabían cales podían abrir e cando. No noso caso non sabemos quen si e quen non», apunta. Añade que, en el caso particular de su firma, «é inviable» que ahora mismo retomen las actividades dirigidas a los más pequeños.

«Queremos abrir canto antes, pero téñennos que dicir como»

Juan Oubiña abrió hace siete años Peixiños, un parque infantil de bolas en el centro comercial Novo Milladoiro, donde llama la atención el acuario de 15.000 litros con especies exóticas. Después de cerrar por la crisis sanitaria el 13 de marzo, su deseo es «abrir cantos antes, pero téñennos que dicir como. Desde Traballo explicáronme que podemos reabrir cando finalice o estado de alarma, pero temos que saber que directrices seguir, que normas de hixiene e de seguridade. Non temos ningunha indicación e non se nos contempla en ningún lado». Incide en las condiciones especiales que supone trabajar con pequeños, ya que «desinfectar cada vez que pasa un neno é inviable», y también están las dificultades con las distancias y las mascarillas, teniendo en cuenta, además, que para los menores de 6 años no es obligatoria. «Isto supón boa parte do noso público, porque a maioría dos que veñen teñen entre tres e oito anos». Añade que el objetivo es regresar «cunhas condicións que garantan a seguridade dos nenos. No caso de que se retrase a apertura, que nos ofrezan axudas para poder subsistir». Recuerda que llevan tres meses sin ingresos. «Sen traballar isto é unha ruína. Imos ver como saímos», apunta. Él, al menos, ha contado con la ayuda del arrendador, que no le cobró hasta ahora.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los negocios de ocio infantil se sienten «olvidados» y piden protocolos para reabrir