El alquiler residencial recupera el pulso perdido gracias al trasvase del turístico

s. l. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

SANDRA ALONSO

El sector asegura que la bolsa de pisos disponibles en Santiago es la mayor en años

12 jun 2020 . Actualizado a las 00:08 h.

La crisis ha volteado por completo el mercado del alquiler en Santiago. La caída de las expectativas turísticas, como consecuencia de las restricciones para hacer frente a la pandemia del coronavirus, ha pinchado el globo del alquiler orientado a un segmento que multiplicaba la rentabilidad de las viviendas ofertadas. En esa tesitura, muchos propietarios están optando por volver al alquiler residencial para tratar de amarrar unos ingresos fijos que les permitan costear los pagos hipotecarios. Santiago es la ciudad gallega en la que ese fenómeno ha incrementado en mayor medida la bolsa de pisos de alquiler dirigidos a las familias, que en el otoño pasado había quedado reducida a apenas un centenar de inmuebles.

El último informe de la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin) abunda en la tendencia que ya apuntó en mayo, y constata que, en el caso de Santiago, «habría que remontarse varios años atrás para encontrar una oferta similar disponible». Subraya, además, que ese aumento del número de viviendas para alquiler residencial tiene dos consecuencias adicionales que favorecen a todos los ciudadanos: el frenazo a la escalada de precios y el aumento de las calidades de los pisos disponibles para las familias.

Agalin calcula, a partir de las consultas realizadas entre las inmobiliarias asociadas, que la demanda de vivienda en alquiler ha crecido casi un 90 % respecto a la fase 1 de la desescalada y más de un 60 % en relación al mismo período del año pasado. En todo caso, advierte que en Santiago un factor de incertidumbre del mercado del alquiler está en si el inicio del próximo curso universitario será o no presencial. «Ciudades como Compostela, con el mayor número de alumnos de la comunidad, necesitan vislumbrar ese horizonte para no fiarlo todo a decisiones de última hora».