Un testigo directo del terremoto de Tordoia: «Polo ruído, pensamos que un coche se espetara coa casa»

El edil de Medio Ambiente vive justo en el epicentro del seísmo


santiago / la voz

El concejal de Medio Ambiente de Tordoia, Óscar Liñares, vive en el lugar de Barral, en la parroquia de Bardaos, justo en el epicentro del terremoto que en la noche del miércoles sacudió este concello de la comarca de Ordes con un estruendo que no pasó desapercibido para los vecinos, porque llegó al 3,4 en la escala de Richter, en la que el 1 es el mínimo y el 10 el máximo. El edil recuerda muy bien que a las 23.18 horas un «estruendo bastante grande» les sobresaltó a él y a su mujer, y que en un primer momento no sabían qué estaba pasando. «Polo ruído, tanto a miña muller coma min pensamos que houbera un accidente e que fora un coche que se espetara coa casa», explicó el edil a Radio Voz Carballo.

Como en el exterior de la vivienda no vieron ningún coche accidentado, optaron por llamar a la casa de sus suegros, que viven justo al lado y también habían escuchado el estruendo, «pero ao principio non sabiamos se fora un accidente, un trono ou un terremoto», añade Liñares.

Aunque los pequeños terremotos como este no son raros en Galicia y el 18 de mayo hubo otro en la zona de Frades, en Tordoia es la primera vez que viven una situación de este tipo. «Si que ten habido terremotos máis pequenos, que non se senten especialmente, pero coma este nunca», explica el concejal.

Afortunadamente, el temblor no ha dejado daños ni materiales ni personales en la zona, al menos ninguno que se conozca hasta el momento. Y es que los seísmos solo son perceptibles a partir de la magnitud 3 en la escala de Richter. El de Tordoia superó ese rango y por eso fue percibido en otras localidades coruñesas, como en A Laracha, pero también en zonas del área metropolitana de A Coruña, como Arteixo, Cambre u Oleiros.

El alcalde dormía

También hubo muchos vecinos que no se percataron del terremoto. Entre ellos, el propio alcalde de Tordoia, Antonio Pereiro, que a las 23.18 horas del miércoles «estaba durmindo coma unha pedra». Eso sí, no tardó mucho en saber lo que había sucedido, porque enseguida comenzaron a llegar mensajes a través de WhatsApp y de las redes sociales, «e a sorpresa foi grande para todos», señaló también en Radio Voz.

El regidor tampoco tiene el recuerdo de haber vivido antes un terremoto de tanta intensidad. «Pequenos movementos si son habituais, pero con esta magnitude nunca se deu», explica. Tampoco él tiene constancia de que el temblor haya provocado algún daño material, aunque desde el Concello se pondrán manos a la obra en los próximos días para confirmar que ninguna carretera o infraestructura se ha visto afectada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un testigo directo del terremoto de Tordoia: «Polo ruído, pensamos que un coche se espetara coa casa»