Hostelería calcula que Raxoi resta el 40 % de las mesas en las terrazas autorizadas

En algunos espacios se colocaron más de las señaladas por Urbanismo en el mapa que publica la web municipal


Santiago / la Voz

La mañana transcurrió con calma y con espacio libre en la mayoría de las terrazas de los establecimientos que optaron por abrir durante la jornada de ayer. La polémica suscitada en el sector tras la decisión del Concello de endurecer las condiciones para la instalación de terrazas en la vía pública ha echado por tierra las perspectivas de muchos hosteleros, que siguieron sin montar sus terrazas. De acuerdo con el análisis realizado por los responsables de Hostelería Compostela, en el mapa de distribución de las terrazas dibujado por Raxoi hay un 40 % menos de mesas y sillas de las que están aprobadas por la orden ministerial. En Hostelería insisten por ello en sus críticas a una «norma arbitraria e sen ningún tipo de consenso».

Los empresarios que montaron ayer sus terrazas siguieron la norma ministerial, que permite el 50 % de las unidades de sus licencias. Los locales en los que hay coincidencia entre las directrices del Ministerio y del Concello están, fundamentalmente, situados en las plazas. Así, en Cervantes, por la mañana, el número de mesas era casi idéntico al autorizado en el mapa. Solo una banqueta más con cuatro sillas, junto a la fachada de un local, desafiaba la norma municipal. En la praza Roxa tampoco se excedieron, aunque en la esquina de San Pedro de Mezonzo con República do Salvador había más de las marcadas en el mapa.

Dificultades para colocar mesas en los puntos con más concentración de establecimientos

Las zonas con mayor concentración de establecimientos hosteleros son los que ayer tenían más problemas para cumplir con la nueva directriz del Concello. Precisamente en Porta Faxeira, uno de los puntos donde más gente se concentró el pasado lunes, no se cumplió la norma municipal que impide colocar dos filas de mesas en la zona de la calle más próxima a los bolardos. En el mapa se suprimen varias mesas de las que habitualmente se sitúan contra la fachada, pero ayer se mantuvieron. Esta zona de la ciudad es posiblemente la que más mesas pierde en la nueva ordenación, con la finalidad de dejar un paso amplio para la circulación de los peatones.

En la calle Fernando III O Santo, una de la que se peatonaliza este fin de semana, tampoco se animaron muchos hosteleros. Si hubieran abierto todos los que tienen alguna terraza en esa rúa, se podrían haber colocado ocho mesas de cuatro sillas, ocho mesas de dos sillas y una mesa alta con dos sillas. Sin embargo, los dos locales que tenían terraza por la mañana solo colocaron cuatro mesas de dos sillas, tres mesas de cuatro sillas y una mesa alta. Fue precisamente esta calle la elegida por varios miembros de la directiva de Hostelería Compostela -entre ellos la presidenta, Sara Santos; el vocal Lois Lópes; y el gerente, Ramón García Seara- para iniciar una ronda para dar a conocer a los asociados la instrucción municipal, e incidir en su rechazo a la nueva distribución de terrazas, que tiene una vigencia de cuatro meses. Los hosteleros demandan diálogo con el Concello, e insisten en que «é vontade de todos cumprir coas normas hixiénico-sanitarias e de distanciamento social impostas para salvagardar a saúde de clientes e traballadores, pero tamén precisan poder sacar adiante os seus negocios».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hostelería calcula que Raxoi resta el 40 % de las mesas en las terrazas autorizadas