«Si no hay confianza, no habrá turismo»

Hoteles y agencias de viajes de la ciudad ven frustradas sus «espectaculares» previsiones para este año


santiago / la Voz

«El 2020 se presentaba, ya en febrero, como el mejor año de los últimos veinte». Así resume Juan Rivadulla, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Galicia, el sentimiento de decepción que invade al sector turístico de la ciudad y la preocupación por el futuro de muchos negocios a corto y medio plazo. Ribadulla lamenta que tanto los empresarios y como los trabajadores están sufriendo una situación «caótica por culpa de esta terrible enfermedad, y pendientes de las noticias y novedades que surgen cada día».

Sara Santos, presidenta de la Asociación de Hostelería Compostela, recuerda que a principios de marzo, solo unos días antes del inicio del confinamiento, hizo dos contratos de trabajo nuevos. «La previsión desde marzo era espectacular, y se presentaba un año increíble. Ahora todos están en ERTE», asegura. Los planes se han ido al traste. Durante las primeras semanas del estado de alarma las únicas llamadas que se recibían en los hoteles de Santiago eran de huéspedes que querían cancelar sus reservas. Ahora, en cambio, el silencio total. A modo de anécdota, en uno de los hoteles de Santos mantienen una habitación reservada para agosto. Pero no se hacen ilusiones: «Será de alguien que olvidó llamar».

Salvo los hoteles de la ciudad que estuvieron activos para acoger a usuarios de residencias de la tercera edad, el resto cerraron el 15 de marzo. Y todavía siguen «sin fecha de apertura. Por ahora solo se permiten desplazamientos por la provincia y sin la hostelería funcionando con normalidad, quién viaja», apunta Santos.

El sector considera que «sin confianza, sin garantías, y mientras Madrid y Barcelona no estén controlados, no habrá turismo», apunta Manuel Oreiro. Su previsión es que hasta el primer trimestre del próximo año «no empezará a notarse el movimiento».

Todas las voces consultadas dan por cerrado el 2020, y les parece casi un chiste hablar de imponer una cuarentena de 15 días a las personas que vengan del extranjero. «Más allá de algún desplazamiento por trabajo o de estudiantes que quieran volver a casa, ¿quién más hará turismo ahora? Y menos internacional», apostilla Oreiro. El empresario compostelano reconoce que, en el mejor de los escenarios, para que el turismo empiece a reactivarse en Santiago es necesario que «todo el país esté bien, y que Europa se recuperé». Ribadulla considera que Galicia está bien posicionada para ello, porque es «un destino que se adapta a las necesidades que tendrán la gente de sitios tranquilos, sin saturación. El turismo rural puede tener su momento. Yo soy de los que creen que el año santo va a ser el motor económico de Santiago y de Galicia, pero no será un año santo espectacular, será normal», vaticina.

De cara a la recuperación, Ribadulla es partidario de reforzar las campañas de turismo nacional, ya que «los extranjeros no vendrán a medio plazo». La previsión de las agencias de viajes se enfocan hacia la atracción del turismo de proximidad, pero «cuando los desplazamientos puedan hacerse más allá de la provincia». Cuando se avance en la fase 2, y siempre que los territorios próximos a Galicia también lleguen a esa fase, podría ser el momento de «volver a ver turistas en las ciudades», explica. En todo caso, resuelve, «estamos en manos de la ciencia, que es la que nos dará la salida del caos».

«Una reserva para el 20 de mayo y otra para dos personas a principio de junio»

En el primer fin de semana con buen tiempo y permiso para moverse por la provincia, Lupe Señarís acudió a su hotel durante la noche del viernes para acoger a los primeros huéspedes de su nueva etapa en el Mapoula. Eran dos vecinos de A Coruña, que llegaron por la noche y se fueron al día siguiente. En la lista tienen otra reserva de habitación para el 20 de mayo, «aunque quién sabe aún pueden cancelarla». Los siguientes serán entre el 6 y 8 de junio, «dos noches y dos personas, un lujo ahora».

El hotel Mapoula cerró para hacer una gran reforma, y su fecha de reinauguración era el 19 de marzo. La idea, como la de otros hosteleros que hicieron inversiones, era poner toda la carne en el asador para este 2020, que se presentaba con buenas previsiones, y estar así en condiciones óptimas de cara al año santo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Si no hay confianza, no habrá turismo»