«Sin casa de acogida quizás estaría en la calle»

Tres familias de emigrantes procedentes de Venezuela y Uruguay encontraron en el inmueble de Cáritas en Marrozos un salvavidas durante el confinamiento y para preparar su futuro

;
Familias que viven en una casa de acogida de Cáritas en Marrozos Familias que viven en una casa de acogida de Cáritas en Marrozos

santiago / la voz

Silvia Stea, de 53 años, es médico pediatra neuróloga, además contaba con un consultorio en Maracay, Venezuela, y su marido, Juan Carlos Arguinzones, que este viernes cumplió 59 años, administrador y chef. Del mismo país, aunque de su ciudad más fría, Mérida, son Luis Velandía, abogado de 32 años, y Carolina Guerrero, administradora de 33 años. Tienen un hijo, Luis, de tres años, y regentaban un pequeño supermercado. Richard Gutiérrez, de Uruguay, a sus 39 años, es pintor y trabajaba en la construcción. La vida da muchas vueltas, pero ninguno de ellos se imaginaba hace un tiempo que iban a ser tantas. Tras emigrar, sus destinos se entrecruzaron en los últimos meses: todos se vieron obligados a llamar a las puertas de Cáritas en Santiago para pedir ayuda tras quedarse sin recursos económicos. La entidad les ha facilitado una vivienda para poder sobrellevar su difícil situación y ahora los seis ocupan tres pisos de la casa de acogida que la organización tiene en Marrozos, donde han pasado el estado de alarma por el coronavirus.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

«Sin casa de acogida quizás estaría en la calle»