El origen del incidente fue una discrepancia por las notas del chico


La razón por la que el padre condenado acudió aquel día al instituto compostelano para increpar al profesor de su hijo fue una discrepancia por las notas del chico, un conflicto que el tribunal entiende que hizo que la amenaza proferida fuese considerada «seria y creíble» en el actual contexto social, que destaca expresamente la Audiencia Provincial al señalar que «no se puede ignorar que cada vez son más frecuentes las agresiones de padres a profesores de sus hijos». Otro de los aspectos de este caso de los que hay que tomar nota es que la sala no estima, como pretendía la defensa, que el testimonio del director corroborando el del docente de su centro pueda desecharse por el mero hecho de que son compañeros de trabajo, algo que «no es suficiente para cuestionar la veracidad y credibilidad» de su versión de los hechos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El origen del incidente fue una discrepancia por las notas del chico