Los pensionistas de Santiago cobran menos que los de A Coruña y Ferrol

La retribución media de los compostelanos está por debajo de los 1.080 euros


redacción / la voz

Uno de cada cuatro gallegos percibe una pensión contributiva de la Seguridad Social. Pero al igual que no en toda Galicia llueve con la misma intensidad, tampoco en materia de pensiones las percepciones son iguales. Si bien en cuanto a indicadores económicos y laborales, Ferrol ha estado relegada en las últimas décadas al vagón de cola de las grandes ciudades gallegas, continúa ostentando el primer puesto de la comunidad con el importe medio de las pensiones más altas. Así queda reflejado en las últimas cifras publicadas por el Instituto Galego de Estatística (IGE), que indican que la urbe naval y la herculina son los dos grandes municipios, por este orden, de los siete grandes, con las pagas más elevadas. Santiago ocupa el cuarto lugar.

Si bien en el arranque del 2019, la pensión media en Galicia estaba situada en 930,58 euros, esa cantidad se eleva en el caso ferrolano hasta los 1.183,70, es decir, un 27,2 % superior a la del conjunto de la comunidad. En A Coruña llega hasta los 1.133,09 euros, un 21,7 % más, mientras que en Santiago alcanza los 1.079,23, casi un 16 % por encima.

Vigo, el tercero

Salvo el caso de Vigo, que con una pensión media de 1.121,67 euros se sitúa en tercer lugar de las siete grandes, las de la provincia coruñesa son las mejor situadas. En el caso de Ferrol, el gran peso de su sector público, que tantas veces ha jugado en su contra, en este caso lo hace a favor. Los astilleros de Navantia y la Armada, además del gran número de trabajadores del sector sanitario, propician unos salarios más altos que en el sector privado, lo que posteriormente, una vez que la vida laboral activa llega a su fin, se traduce en unas pensiones más altas.

En el caso herculino, la presencia de grandes y destacadas empresas, y también de un sector financiero que ha tenido gran peso, también explican esos promedios.

Por otro lado, también son Ferrol y A Coruña las que cuentan con unos porcentajes más altos de pensionistas por población en la provincia. A nivel autonómico, la ciudad naval y Ourense se alinean con la media de la comunidad, con un perceptor de pensiones contributivas a la Seguridad Social por cada cuatro habitantes, mientras que A Coruña tiene uno por casi cada cinco y Santiago cuenta con 19 por cada cien.

En términos absolutos, en el término municipal de A Coruña viven 53.927 pensionistas; en Santiago, 19.124; y en Ferrol, 15.444.

Los más pobres

Si Ferrol, A Coruña y Santiago se sitúan en la parte alta de la tabla de los municipios con un mejor panorama en cuanto a las pensiones, en el extremo contrario se encuentran Ourense, con poco más de 955 euros de media, y Lugo, donde sube ligeramente hasta colocarse en los 999.

Los hombres perciben un 35 % más que las mujeres

El importe medio que perciben los hombres gallegos en pensiones contributivas (1.071,30 euros) es un 35,6 % superior al que cobran las mujeres, lo que pone de relieve la desigualdad económica también en este aspecto. De acuerdo con la estadística del IGE, en Ferrol los hombres perciben de media 1.445,28 euros, frente a los 934,76 de las féminas.

En A Coruña, los pensionistas masculinos cobran menos que sus vecinos ferrolanos -1.327,46 euros- pero, sin embargo, las mujeres sobrepasan en cuantía a las de la vecina urbe naval, al percibir 962,68.

En Santiago, las oscilaciones son menores: frente a los 1.212,93 euros de los hombres, las pensionistas perciben pagas de 960,88 euros.

Carlos Mella: «Estamos abocados otra vez a ayudar a nuestros hijos y nietos»

b. c.

Los efectos devastadores que para el empleo y el tejido económico está teniendo la pandemia del coronavirus recuerdan a muchos la huella de la crisis económica que se inició en el país en el 2008 y que se prolongó casi durante una década. En los años más duros de la recesión, mientras miles de personas acabaron expulsadas del mercado laboral, muchos pensionistas fueron los que sirvieron de sustento para las familias. En muchas viviendas, su prestación era la única que entraba en los domicilios, así que los mayores se convirtieron en un auténtico salvavidas económico y social. El fantasma de los años duros regresa ahora, y esa idea ha vuelto a la cabeza de algunos. Carlos Mella, secretario general de la Federación de Pensionistas de CC.OO. de Galicia, lo apunta así: «Nosotros vemos que estamos abocados otra vez a ayudar a nuestros hijos y nietos».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los pensionistas de Santiago cobran menos que los de A Coruña y Ferrol