Cruz Roja ya repartió 2.700 lotes de alimentos a 1.032 personas en la crisis

Los 344 voluntarios llevan los artículos a las familias vulnerables de la provincia


santiago / la voz

El perfil de las familias de la provincia de A Coruña que están recibiendo en sus casas lotes de alimentos no perecederos y menús elaborados ha sufrido un cambio dramático debido a la pandemia. Hay personas que nunca precisaron ayuda, y que ahora se han visto afectadas por un ERTE; otras que vivían casi al día con ingresos procedentes de la economía sumergida y que ahora los han visto esfumarse. En las listas de los auxiliados por Cruz Roja incluso aparecen personas mayores que pese a no tener problemas económicos, carecen de una red familiar que les facilite el acceso a los productos básicos. Por supuesto, no faltan las familias vulnerables que siguen necesitando el amparo de las instituciones en su día a día.

Desde el 14 de marzo, cuando fue declarado el estado de alarma, la red de voluntarios de Cruz Roja mantiene un reparto de alimentos que llega ya a 1.032 personas de la provincia, «en coordinación con los servicios sociales de los ayuntamientos. Las primeras semanas fueron menos, pero a medida que ha transcurrido el tiempo, el número se incrementa, y la preocupación crece», explica Mercedes Casanova, presidenta provincial de Cruz Roja.

Menús elaborados

En el caso de Santiago, los voluntarios colaboran con el Concello en el reparto de los menús, previamente elaborados en la Cocina Económica, que se entregan a familias vulnerables del municipio. El reparto de lotes de alimentos no perecederos se realiza, en Compostela, por medio de Protección Civil y otras instituciones. En las demás asambleas de la entidad en la provincia, esta distribución de alimentos está siendo fundamental para llegar a personas vulnerables, y fundamentalmente a las que participan en alguno de los programas de la entidad.

Desde la asamblea de A Coruña, los voluntarios entregaron 1.720 lotes desde el inicio del estado de alarma, llegando a las áreas de A Coruña, Betanzos, Cambre y Sada. Esta es la zona de la provincia en la que se han realizado más servicios, seguida de la de Santiago, donde se entregaron 574 menús a familias, así como lotes de alimentos a personas de las comarcas de Ordes, Arzúa y de otros concellos de la comarca compostelana.

La red asistencial de Cruz Roja llegó a la península del Barbanza, donde se localiza la tercera asamblea más numerosa de la provincia, y cuyos voluntarios se encargaron del reparto de alimentos no perecederos a decenas de familias, que recibieron un total de 217 lotes. En algunos casos, visitaron en más de una ocasión a la misma familia.

El trabajo de auxilio inmediato, enmarcado en el plan Cruz Roja Responde, se está realizando con una merma de los voluntarios habituales. Actualmente la oenegé cuenta con una red de 344 voluntarios en toda la provincia, y la reducción de efectivos es debida a que muchas de las personas que habitualmente colaboran desinteresadamente con Cruz Roja forman parte de uno de los grupos más vulnerables en esta pandemia, que es el de las personas mayores de 65 años. Aun así, algunos de estos voluntarios siguen al pie del cañón realizando llamadas telefónicas a personas usuarias y beneficiarias de la entidad.

La entidad mantiene activos programas de formación en línea

Los programas presenciales de Cruz Roja, como los formativos, son los únicos que están paralizados por la crisis sanitaria y, aun así, algunos se han reconvertido para mantener la relación con los usuarios. Bajo la denominación de Cruz Roja Responde hay varias líneas de actuación en marcha. El mayor esfuerzo se realiza con el programa de acompañamiento telefónico. Desde los días previos a la declaración del estado de alerta se realizaron, en toda la provincia, 12.172 llamadas informativas y 1.907 para ofrecer información social.

También repartieron 886 kits de productos de higiene básica y se entregaron 1.476 mascarillas a personal de la entidad y hospitales. Personal de Cruz Roja realiza las pruebas biomédicas a los 70 usuarios de los dos albergues situados en el pabellón de Riazor y gestionados por el Concello de A Coruña.

Asimismo, Cruz Roja mantiene activos los programas de teleasistencia y de atención y auxilio a personas víctimas de violencia de género.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cruz Roja ya repartió 2.700 lotes de alimentos a 1.032 personas en la crisis