Invierten 2,4 millones para ampliar la única hidroeléctrica de Santiago

La minicentral, en el Tambre, aumentará un 30 % su capacidad de generación


santiago / la voz

Es una de las instalaciones industriales más recónditas y desconocidas de Santiago, pero se trata de un negocio rentable que muy pronto recibirá una inyección de 2,4 millones de euros para seguir trabajando unas cuantas décadas más. Se conoce técnicamente como la minicentral de Fecha, y como su nombre indica está en la parroquia del norte de Santiago, limitando con el municipio de Trazo y sobre el lecho del Tambre. De su existencia saben los lugareños, los pescadores, los buscadores de rutas en bicicleta y los encargados del mantenimiento de la empresa Hidro Energía Xana, una firma que tiene otras minicentrales repartidas por España y que está amparada por un fondo inversor, aunque la propiedad histórica es de Fenosa, ahora Naturgy.

La semana pasada ha recibido de la Xunta el informe favorable de impacto ambiental para una actuación que, en esencia, consiste en cambiar la turbina por una que permita un rendimiento mayor para alimentar a las parroquias del norte de Santiago, que es la cobertura principal de esta instalación. La potencia con la nueva maquinaria va a crecer un 30 %, hasta alcanzar los 12.482.362 kilovatios hora-año.

Sin embargo, aseguran los promotores, el impacto será muy limitado, porque el cambio no va a producir una modificación sustancial de los caudales del río ni habrá que tocar el entorno natural. Será necesario, eso sí, ampliar una parte del edificio, sin que por ello se vayan a apreciar en el exterior cambios en su morfología o estética.

La historia de esta minicentral se remonta a 1895, cuando el vecino Miguel Bruzos solicitó al Gobierno Civil permiso para hacer una toma de ocho metros cúbicos por segundo para la generación de electricidad. La rehabilitación más importante de las instalaciones se acometió en 1991, ya con Fenosa como propietaria, y en los años siguientes se fueron haciendo pequeñas ampliaciones hasta alcanzar la gestión de los actuales 28 metros cúbicos. Esa cantidad, sostienen los ingenieros que firman el informe, está muy por debajo de la capacidad que podría ofrecer teniendo en cuenta el rendimiento de las nuevas minicentrales.

Cuando se acabe con todos los trámites y permisos podrá dar comienzo una obra para la que se necesitan unos doce meses de trabajo. Los responsables técnicos recomiendan hacer los trabajos en el cauce entre mayo y octubre.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Invierten 2,4 millones para ampliar la única hidroeléctrica de Santiago