Prevén más pisos de alquiler tras la crisis sanitaria y, por ahora, mismos precios de venta

M. garcía SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

xoan a. soler

Agalin celebra su congreso en línea el miércoles y analizará también el impacto del coronavirus

14 abr 2020 . Actualizado a las 23:42 h.

El impacto de la crisis sanitaria en el sector inmobiliario será uno de los ejes de la primera edición del primer Congreso Inmobiliario Online de Galicia, que se celebrará este miércoles. La iniciativa la puso en marcha la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin) y está teniendo una respuesta que desborda sus previsiones, porque ayer por la mañana ya rondaban los 400 inscritos y, según destacó su presidente, Carlos Debasa, confiaban cerrar el fin de semana con medio millar de interesados en participar en esta propuesta pionera. Aunque la mayoría son gallegos, también hay inscritos de Madrid, Cataluña, Valencia, Cantabria e incluso Portugal. No hay límite de plazas, así que los interesados pueden seguir anotándose.

¿Ya se notó mucho el impacto en el sector inmobiliario por la crisis del coronavirus? En el caso del alquiler, Debasa alude al estudio realizado que detectaba que el 30 % de los pisos que se estaban incorporando al mercado se dedicaban con anterioridad a alojamientos turísticos. El presidente de Agalin achaca esta tendencia a que el mercado residencial es mucho más seguro y estable. «Nos estamos encontrando con nuevos pisos cuando no había prácticamente ninguno -en Santiago había menos de un centenar hace unos cuantos meses-. Entonces, poquísima oferta y muchísima demanda, precios disparados y burbuja del alquiler. Ahora, al aumentar la oferta, seguramente, los precios van a estabilizarse y las calidades van a mejorar», afirma.

En cuanto a la compra-venta, según el presidente de Agalin, todavía es pronto. «Si los plazos no se alargan muchísimo, hasta finales de abril o incluso 15 días más, en cuanto a precios, no va a haber una gran diferencia. Si los plazos se van ampliando y salimos del confinamiento en julio o finales de junio, sí que se complicaría. Pero si no se alarga mucho, no creemos que haya ni bajadas ni subidas de precios, ni de nervios excesivos», afirma Debasa.