Plazas gratuitas en hoteles y refugios caninos para mascotas de infectados

Algunos centros tampoco cobran las estancias de animales de personal sanitario


redacción / la voz

Las mascotas familiares se han convertido en protagonistas de las redes sociales desde que se decretó el estado de alerta. Para muchos vecinos son la excusa perfecta para salir a la calle. Pero, cuidado, las autoridades y los expertos advierten sobre la necesidad de extremar las medidas higiénicas ya que, aunque los animales domésticos no padecen y tampoco son transmisores del coronavirus, sí pueden funcionar como portadores. «Imagínate que vas por la calle con tu perro y te cruzas con una persona que tiene coronavirus. Si esa persona estornuda cerca de tu perro, los virus pueden impregnarse en el pelo del animal. O si, por casualidad, toca con su hocico un clínex del suelo que esté infectado, los virus pueden quedarse en la zona húmeda y, después, transmitirlo en un simple lametón», explica Tito Villazala, responsable de la residencia Montegato, en el Concello de Oza-Cesuras.

Medidas de precaución

La Dirección General de Derechos de los Animales, dependiente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, lanzó esta semana una circular con recomendaciones para los dueños de mascotas. Así, además de las medidas cautelares generales (lavarse las manos, distancia social, cubrirse al toser o no tocarse ojos, nariz y boca) plantea la necesidad de realizar estas tareas después de tocar al animal. También, «al llegar a casa, tras salir a la calle, limpiar con gel desinfectante las almohadillas y la cola del animal por prevención». Tito Villazala pide «que no cunda el pánico» ya que los animales de compañía «no contagian el coronavirus, aunque sí pueden ser portadores, al igual que lo puede ser un mostrador, una barandilla o un pañuelo». La norma estatal también plantea una serie de medidas para personas positivas en coronavirus que tengan animales domésticos. «Se recomienda dejar el cuidado de la mascota a otra persona»; «usar utensilios nuevos para el animal»; «si se da positivo y no se puede dejar el animal con otra persona, extremar las medidas de higiene como la limpieza de manos, el uso de mascarilla en presencia del animal y evitar el contacto con el mismo, en la medida de lo posible».

Cancelación de reservas

Toni González, de la residencia canina El Bosque, en Narón (Ferrol), explica que con esta nueva situación han tenido una cantidad «abrumadora» de cancelaciones tanto para el puente del día del padre como de cara a la Semana Santa. «En febrero y marzo tuvimos la residencia canina al completo. Pero con el estado de alerta la familias cancelaron sus viajes y, por lo tanto, también las estancias de las mascotas en nuestras instalaciones». Los empresarios del sector buscan alternativas para hacer frente a posibles pérdidas y ofrecen, entre otras alternativas, reparto de pienso a domicilio, por ejemplo. También, uniéndose a la ola de solidaridad que generó la pandemia, muchos ofrecen servicio de hotel gratuito para las mascotas del personal sanitario o de personas infectadas por el coronavirus. Toni González confirma que ya tienen dos casos en el refugio de Narón por clientes que están aislados: «Para minimizar posibles riesgos vamos nosotros a buscarlos».

Iniciativas solidarias

En la residencia canina de Oza-Cesuras también acogen por ahora tres perros de familias que están en cuarentena por el coronavirus y otros cuatro pertenecientes a profesionales del sector sanitario. «Recogemos los perros sin collar, sin correa e incluso sin el desparasitador. Se bañan con agua y jabón y todas las gestiones administrativas se realizan de forma telemática para minimizar riegos», explica Tito Villazala.

También indica que en las últimas semanas ha vivido numerosas anécdotas con diferentes clientes. «He recibido llamadas de gente ofreciéndose para pasear los perros, diciendo que los devolverían en cuando pase la pandemia. Y la semana pasada vino una señora forrada en bolsas de plástico con su perro, tambiién precintado con cinta de embalar. Incluso le había puesto al animal una especie de mascarilla. Quería dejarlo con nosotros porque el perro tosía y estornudaba y pensaba que tenía el coronavirus. Lo que tenía era tranqueobronquitis canina. Los perros no padecen ni contagian el coronavirus. Solo hay que seguir las medidas de precaución para que no sean portadores», insiste Villazala.

Los perros, un apoyo psicológico durante el período de confinamiento

Tan solo hay que poner la mirada en Italia, donde ya han sido abandonados más de 2.000 perros, para prever lo que podría ocurrir aquí en breve. Para evitarlo, autoridades, asociaciones animalistas, veterinarios, empresarios del sector e incluso la Organización Mundial dela Salud (OMS) insisten en que los animales de compañía no transmiten el COVID-19. Las empresas que gestionan perreras confirman que, por ahora, no hay más casos de abandono, pero no descartan un posible repunte más adelante. «No hay más recogidas en relación a otros meses, ni incremento de abandonos en las zonas que cubrimos desde Servigal. En todo caso, no busquemos disculpas al abandono en el coronavirus. No existe evidencia científica que indique que los animales transmiten o padecen el virus. Apelo a la tenencia responsable. Estoy segura de que las personas que están viviendo el confinamiento solas y comparten su día a día con un perro o un gato, ahora, más aún, agradecen tenerlos a su lado», explica Rosa Guerra, gerente de Servigal.

En Mougá, la Mancomunidade de Concellos da Comarca de Ferrol también ha cerrado al público el refugio de animales y tan solo se mantienen los servicios indispensables de limpieza, alimentación y veterinaria, funcionando con cita previa y de forma individual. Luis Alcalá, gerente de la mancomunidad, concretó que solo están aceptando «entregas xustificadas» por situaciones de riesgo de exclusión social o extremas. Pidió responsabilidad a los ciudadanos para evitar abandonos de mascotas y, a su vez, que no los utilicen como excusa para salir de casa. «Hai que ter en conta que a compañía dos cans poden aportar estabilidade psicolóxica ás persoas que permanezan na casa», indicó Alcalá.

Paseos cancelados

En el entorno de Santiago, el Refuxio de Band también permanece cerrado al público desde el día 14, solo entregando en adopción animales ya reservados previamente. Y, desde este lunes, se tomaron más medidas para evitar contagios. «Tivemos que prescindir da colaboración de voluntariado e padriños que acuden a diario para pasear os cans ou facer compañía aos gatos. Veremos como vai transcorrendo todo e se isto se prolonga pero non vemos risco de contaxio, valoraremos a posibilidade de que poidan acudir algúns voluntarios de xeito controlado», anunciaron sus responsables. Este refugio tiene, en estos momentos 180 perros y 115 gatos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Plazas gratuitas en hoteles y refugios caninos para mascotas de infectados