La alarma sanitaria paraliza el tráfico comercial en el aeropuerto

La terminal compostelana recibe sus últimos vuelos antes de la cancelación total


Santiago / La Voz

El aeropuerto de Santiago, la terminal de los cuatro récords anuales consecutivos, vive días de zozobra. Como sucede, en mayor o menor medida, en el resto de las grandes infraestructuras de transporte del país, el estado de alarma sanitaria ha llevado a las compañías a ir cancelando sus operaciones hasta reducir la actividad aeroportuaria a mínimos, lo que propicia imágenes insólitas de la terminal vacía. Y esto solo es el prólogo de una paralización prácticamente por completo del tráfico comercial que el Rosalía de Castro registrará a lo largo de la semana que hoy comienza.

Durante los últimos días las operaciones en el aeropuerto de Santiago han sido contadas. El viernes únicamente aterrizaron y despegaron los enlaces con Fráncfort Main (operado por Lufthansa), Ginebra (EasyJet) y Madrid (Iberia Express). El de Fráncfort fue el último vuelo que operará en varias semanas la compañía alemana, que ya ha anunciado que no retomará esa ruta desde Santiago al menos hasta el 13 de abril. También la conexión de EasyJet con Ginebra, una de las de mayor demanda de la programación internacional del aeropuerto, ha sido una de las últimas en bastante tiempo. En su caso, y a diferencia de la alemana, la aerolínea británica de bajo coste no pone fecha al retorno a la actividad normal. Solo ha comunicado que cancelará todas sus operaciones a partir de mañana.

Ryanair ya avanzó que suspenderá toda su actividad desde el miércoles, aunque lo cierto es que en Santiago ya canceló el grueso de sus conexiones desde hace varios días. El viernes pasado, por ejemplo, no operó sus enlaces con Madrid, Sevilla, Valencia, Alicante y Gran Canaria.

En la jornada del sábado apenas se registraron dos operaciones en la terminal compostelana. Fueron un vuelo nocturno con Madrid de Iberia Express y la conexión con Dublín de Aer Lingus. Este enlace también es el último de la aerolínea irlandesa en Santiago.

Este panorama sumerge al aeropuerto en un futuro incierto, porque ni las propias compañías pueden garantizar cuando volverán a operar con normalidad, en un contexto en el que las medidas extraordinarias decretadas por los gobiernos europeos para tratar de frenar la extensión de la pandemia por el coronavirus se van ajustando en función del comportamiento de la curva de contagios. Lo que sí es seguro es que la falta de actividad comercial en la terminal de Santiago se extenderá todavía durante varias semanas más. Desde luego, más allá de la Semana Santa, una campaña que el propio sector hostelero de la capital hace días que dio por pérdida.

El sector calcula que la red de Aena perderá este año un 11 % de viajeros respecto al anterior

El sector aeronáutico ya empieza a manejar algunos cálculos sobre el posible impacto de la crisis del coronavirus en la actividad aeroportuaria en España. Según las estimaciones del portal especializado Actualidad Aeroespacial, el conjunto de terminales de la red de Aena perderá de media durante este 2020 en torno al 11 % de su tráfico comercial, un cálculo que parece bastante conservador a la vista de las decisiones que están adoptando las compañías y de las limitaciones para viajar que impone un estado de alarma que, en el caso de España, se prolongará al menos hasta mediados de abril.

En el caso de las aerolíneas que operen solo pueden hacerlo con el 30 % de sus asientos ocupados, un criterio que, por prevención, podría tener continuidad más allá del levantamiento del estado de alarma, lo que seguiría dejando la actividad en mínimos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La alarma sanitaria paraliza el tráfico comercial en el aeropuerto