Pato Guillén y Hugo Sanmartín, padres 24 horas al día

El portero del Compostela apunta que «el preparador físico nos envió tareas para casa que hago todas las tardes»


SANTIAGO / LA VOZ

Pato Guillén, portero del Compostela, es padre de un niño, Lucas, con el que está pasando más tiempo que nunca por la crisis del coronavirus. Hoy es un día especial en las familias españolas, que viven de una forma inusual y extraordinaria la festividad del Padre. El cancerbero blanquiazul, una de las claves del liderato del equipo de la capital gallega, pasa esta crisis mundial con su hijo. Eso sí, «en casa, como mandan las autoridades». Los días se hacen muy largos, sin poder salir a la calle y tratando de mantener un aceptable tono físico. «El preparador físico, Álex, nos ha enviado tareas para realizar en casa y todas las tardes las hago», explica el meta de Yago Iglesias.

Sobre el día a día, Pato Guillén cuenta que «intento leer y ver alguna película cuando me deja Lucas, que es con el que paso jugando la mayor parte del tiempo». Lo que pide el portero del Compos a todos los ciudadanos es que se respeten al máximo las normas para acabar cuanto antes con el coronavirus.

El otro padre de la plantilla compostelanista es Hugo Sanmartín, que disfruta todo lo que puede con su hija Hera en estos momentos tan delicados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pato Guillén y Hugo Sanmartín, padres 24 horas al día