El vuelo a Lisboa, principal gancho de un verano marcado por la crisis

s. l. SANTIAGO / AGENCIA

SANTIAGO

Álvaro Ballesteros

Las conexiones con Zaragoza y Roma completan las novedades de la temporada estival

13 mar 2020 . Actualizado a las 19:11 h.

El aeropuerto de Santiago encara el arranque de una temporada de verano marcada por la incertidumbre derivada de la crisis del coronavirus, una coyuntura cuyas repercusiones sobre el tráfico aéreo y la movilidad de los ciudadanos son todavía imprevisibles pero que ya está condicionando la actividad de las aerolíneas. Ese contexto obliga a asumir con reservas las previsiones de número de billetes a la venta realizadas por las propias compañías para la campaña que comenzará el próximo día 28, coincidiendo con el inicio del horario estival. En lo que a la programación se refiere, la nueva temporada incorpora como principal novedad la conexión de TAP que unirá Santiago con Lisboa, que comenzará a operar el próximo 5 de junio con dos frecuencias diarias entre las dos ciudades.

Más allá de esa ruta, las novedades más significativas se limitan a las conexiones de Ryanair con Zaragoza y Roma (Ciampino) y a la recuperación del enlace de EasyJet con Londres (Gatwick). En los dos primeros casos, la aerolínea irlandesa operará dos vuelos semanales -lunes y viernes- desde el aeropuerto Rosalía de Castro, en el que reforzará su base con un segundo avión. Ryanair cubrirá las dos rutas con un Boeing 737-800 con capacidad para 189 pasajeros. En todo caso, ninguna de las dos estará operativa antes de junio, y, además, tendrán un carácter estacional, ya que la aerolínea solo garantiza su servicio hasta octubre.

El resto de novedades de Ryanair pasan por la recuperación de los enlaces estivales con Fráncfort-Hahn (con tres frecuencias semanales en una relación en la que competirá con Lufthansa), Lanzarote (cuatro servicios a la semana) y Tenerife Sur (seis). Como sucede con los servicios de Zaragoza y Roma, también estos estarán disponibles desde junio, por lo que la programación de verano de Ryanair, con más de 800.000 asientos a la venta, no verá incrementada su oferta de destinos en los dos primeros meses de la temporada. Incluso sufrirá una merma en algunos enlaces, porque en la anterior campaña estival los vuelos de Lanzarote y Tenerife Sur sí estuvieron operativos en abril y mayo. Además de estas novedades en cuanto a destinos, Ryanair reforzará los servicios con Palma de Mallorca, Málaga, Sevilla y Valencia.