Valle-Inclán y su bufanda roja

Representantes del ámbito cultural, político y civil asistieron al acto simbólico en Compostela que conmemora su regreso definitivo a la ciudad


Santiago / La Voz

Desde hace ya 14 años, representantes del ámbito cultural, político y civil le plantan una bufanda roja a la escultura de Valle-Inclán hecha por el compostelano César Lombera que ocupa uno de los bancos de la Alameda. Se trata de una iniciativa organizada por la Fundación Granell tres semanas antes de que tenga lugar la tradicional imposición de la bufanda blanca al dramaturgo en el Paseo de Recoletos de Madrid por el Día Mundial del Teatro. En Santiago, se conmemora su regreso definitivo a la ciudad, que tuvo lugar un 7 de marzo. Y ayer no faltaron a la cita en el Paseo de los Leones el nieto del creador del esperpento, Xaquín del Valle-Inclán Alsina; el poeta Xoán Xosé Abella; el actor Roberto Leal; Pilar Sampedro, miembro de la directiva; un admirador de la obra valleinclaniana como Odilo Espiñeira; Eduardo López Valiña, conservador jefe de la Granell; Antonio González Millán, director del Museo Valle-Inclán de A Pobra; entre otros asistentes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Valle-Inclán y su bufanda roja