Boicot de Carmela Silva a la Academia Xacobea: «Non estou disposta a que silencien máis ás mulleres»

Domingos Sampedro
Domingos Sampedro SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

MONICA IRAGO

La presidenta de la Diputación de Pontevedra renuncia participar en un acto con cinco hombres en el que le negaron el derecho a hablar

03 mar 2020 . Actualizado a las 16:14 h.

Carmela Silva ha marcado un línea roja con la Academia Xacobea, la entidad creada y presidida por el exconselleiro de la Xunta Xesús Palmou para el estudio del Camino de Santiago. La presidenta de la Diputación de Pontevedra puso de relieve este martes que no acudirá por la tarde a un acto convocado por la institución en Vigo con el fin de nombrar académico honorario al rector de la Universidade de Vigo, Manuel Reigosa, pues adujo que es lo más «sensato e decente» que podía hacer, al comprobar que la única mujer invitada a la mesa es la única a la que se le niega el derecho a hablar.

«Que lle parecería se tivera que participar nunha mesa onde hai cinco homes e unha muller, e o responsable, o señor Palmou, diga que a muller non fala?», se preguntó Silva a preguntas de los periodistas, tras participar este martes en un acto del PSOE en el Hotel San Francisco de Santiago. Dijo que darle plantón a esa mesa es lo que haría cualquier persona decente, a la vez que advirtió de que el acto convocado para esta tarde en Vigo, con presencia del conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, «é un acto partidario cheo de representantes do PP».

El PSOE de Vigo difundió previamente una nota en la que calificaba el acto de la Academia Xacobea de «partidiario e electoral», y anunció su voluntad de denunciarlo ante la Junta Electoral en caso de que el Gobierno gallego no lo suspenda. «A bo sitio foron», apuntó por su parte Carmela Silva, quien tras subrayar su condición feminista, manifestó que no está «disposta a que nos silencien máis». «Non vou ir», dijo sobre el evento, así que cree que «o berro máis potente que hai é non sentarse con quen pensa que as mulleres temos que seguir caladas».