El CHUS tenía pendientes a fin de año 6.586 pruebas diagnósticas, que son el 8 % del total de Galicia

Solo 12 esperaban más de un año, según el balance del Sergas


santiago / la voz

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) tenía pendientes de realizar 84.976 pruebas diagnósticas a finales de año en sus centros de la comunidad. De esa cifra, 6.586, el 7,8 % del total, esperaban a ser realizadas en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), según refiere. Es la primera vez que el CHUS acumula al acabar el año menos del 10 % de las pruebas diagnósticas pendientes en la sanidad pública gallega. A finales del 2015 tenía en espera más del 14 % del total del Sergas, siempre según los datos oficiales. En el área sanitaria habría que sumar 2.134 pruebas diagnósticas más, pendientes en el Hospital de Barbanza.

El Sergas informa de 43 pruebas en Galicia, y de 32 en sus centros compostelanos. Diferencia cinco categorías: radiología, con 18 pruebas en Santiago, que acumulaban 5.664 trabajos pendientes de realizar a fin de año, con una demora media de 37,1 días. La mayor presión es de radiología convencional, con 1.860 pruebas pendientes, el 12 % del conjunto de Galicia. Le siguen 901 ecografías abdominales.

De medicina nuclear indica 8 pruebas pendientes en el CHUS (5 PET y 3 gammagrafías), con una espera media de 7 días.

Agrega 345 endoscopias (318 digestivas y 27 urológicas) con una demora media de 31,3 días. Otra categoría son las 392 pruebas de electrofisiología pendientes (343 electromiografías, con 23,8 días de espera media; 36 electroencefalografías, con 20,4 días de demora; y 13 de potenciales y respuestas evocadas, con 9,6 días de espera). Finalmente, de un conjunto de 7 estudios, el CHUS tenía pendientes de realizar 177 pruebas, entre ellas destacaban 44 estudios del sueño con una demora media de 100,9 días; 57 exploraciones oftalmológicas, con 47,8 días de espera; 2 estudios otorrinolaringológicos, pero con 68,5 días de demora; o 39 estudios digestivos, que aguardaban 65,8 días de media.

Los datos del Sergas apuntan asimismo que solo 12 pruebas tenían una espera media de más de un año en Santiago: son 9 estudios de resonancia magnética y 3 del sueño. Otras 150 pruebas tenían una demora media entre 6 y 12 meses: se trata de 71 ecografías ginecológicas, 54 resonancias magnéticas, 5 ecografías abdominales, 4 TAC, 2 ecografías genitourinarias, 2 ecografías de tórax, 1 ecografía tiroidea, 1 ecografías musculoesquelética, 1 prueba de radiología convencional; 8 estudios del sueño y 1 estudio digestivo. El resto se resuelven entre 0 y 6 meses, señala el Sergas.

Un dato que llama la atención son las 762 ecografías ginecológicas pendientes a 31 de diciembre en Santiago: suponían el 63,7 % del total de Galicia, pues sumaban 1.195 en total.

En el lado opuesto, solo había pendiente en Santiago una prueba de vascular-intervencionismo (73 en Galicia); y 152 ecografías musculoesqueléticas (por 8.085 en Galicia), que suponían, respectivamente, el 1,4 y el 1,9 % de la demanda total de estas pruebas en la comunidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El CHUS tenía pendientes a fin de año 6.586 pruebas diagnósticas, que son el 8 % del total de Galicia