Denuncian hasta cuatro meses de impagos y recortes en el servicio de asistencia domiciliaria

Raxoi dice haberles brindado «todas as canles» para resolver el conflicto laboral con la firma Eulen, que ha prorrogado el contrato


Santiago / la Voz

La situación del Servizo de Axuda no Fogar (SAF) en la mitad oeste del municipio compostelano no termina de normalizarse. Eulen, empresa encargada de atender a las personas con dependencia del Ensanche, Conxo, Castiñeiriño, San Lázaro, Pontepedriña y Sar, vuelve a ser objeto de críticas. Las propias auxiliares han denunciado que llevan hasta cuatro meses sin cobrar, desde octubre, si bien algunas de ellas habrían percibido ya parte del dinero; así como otra serie de supuestas irregularidades laborales que afectan a su trabajo y a los propios usuarios.

La polémica que sobrevuela a Eulen salta a la palestra cuando acaba de vencer el contrato de este servicio (de dos años) y se ha firmado una prórroga. Las auxiliares lamentan verse «na mesma situación que coa anterior concesionaria, Valoriza», y recuerdan que hay «demandas pendentes coa outra empresa e compañeiras que están a día de hoxe sen cobrar o que lle debían porque non houbo aínda xuízos».

Por otra parte, las auxiliares de Eulen afirman que «decidiu recortar o tempo de desprazamento». Aseguran que «como a gran maioría sobrepasabamos o noso horario, a empresa puxo uns tempos imposibles de cumprir. En moitos casos, nin avisou ao propio persoal do cambio». Consideran que «o obxectivo é non pagar as horas que facemos de máis».

Además, advierten que «a empresa ten persoal fóra de convenio: algún ten 20 horas divididas en dúas quendas, e o mínimo son 25. Por outra banda, nos pregos se especifica que os usuarios teñen dereito a podoloxía e perruquería, algo que funciona con normalidade na outra empresa contratada en Santiago (Servisar), pero en Eulen hai un tempo de espera superior a 4 meses». Por último, denuncian «a presenza de cámaras de vixilancia nos domicilios, sendo nalgún caso para vixiar ás traballadoras, sen dar estas o seu consentimento». Aseguran que, ante todo esto, «a empresa e o Concello outorgan» y reprochan al PSOE «que nos escoitara estando na oposición pero agora parece que nada é da súa competencia».

El gobierno local, por su parte, explica que mantuvo una reunión el día 30 con el comité de empresa para escuchar sus demandas. Sostiene que desde Política Social se han puesto «á súa disposición, como se fixo desde o comezo do mandato, todas as canles que, desde o Concello, poidan resolver as situación que expresan», y mantienen el ofrecimiento de asesorarlas en cualquier problemática laboral. Puntualiza Raxoi, eso sí, sobre los excesos horarios que existe un sistema de fichaje telefónico que supervisa una trabajadora municipal y que no consta ninguna reclamación de usuarios a los que no se haya atendido las horas debidas. Como en cualquier entidad prestataria, añade el PSOE, la Xunta hace inspecciones periódicas y «non se ten notificado pola súa parte a este Concello a detección de incumprimentos no número de horas do SAF». Las auxiliares sugieren que esto es porque los documentos presentados son cuadrantes que no se corresponden con la práctica.

Aclara el ejecutivo santiagués que «en canto entren en vigor os orzamentos de 2020, vaise iniciar o proceso de licitación do servizo, que será público e transparente».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Denuncian hasta cuatro meses de impagos y recortes en el servicio de asistencia domiciliaria