Rarís no pudo celebrar todos los desfiles del entroido por la lluvia

Los participantes recorrieron la parroquia por la mañana, y por la tarde se refugiaron en el pabellón


La lluvia venía amenazando la celebración del entroido de Rarís (Teo) desde las primeras horas de la mañana, y al mediodía se confirmó el peor de los presagios. Los xenerais, correos y demás participantes optaron por refugiarse en el pabellón y suspender los desfiles por la parroquia previstos para la tarde. El daño irreparable que podría causar la lluvia a los trajes, algunos de mucha antigüedad, pesó a la hora de tomar la decisión. Miguel Peteiro, de la comisión de fiestas, lamentó que los vecinos se quedaran sin poder disfrutar del paseo, pero «a choiva non perdoa». Recordó que el año pasado ya tuvieron la misma «mala sorte», pero «é o que ten febreiro».

Por la mañana, el desfile del entroido da Ulla llegó con sus vivas hasta las casas de los vecinos de las aldeas de Rial do Mato, Buela, Vilela, Fornelos y hasta la iglesia de Rarís. «A xente portouse ben, foi unha mágoa que non puideramos saír pola tarde. Temos que pensar nos traxes pero tamén nos cabalos que estaban mollados», explicó. Al mediodía, se reunieron en el pabellón de Rarís, y degustaron una comida en familia. Tras el merecido descanso, llegó el momento del atranque, el duelo dialéctico entre xenerais que fue seguido con la expectación habitual.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rarís no pudo celebrar todos los desfiles del entroido por la lluvia