Clara Correa: «Diseñamos cápsulas que liberan un fármaco al aplicar ultrasonidos»

La Academia de Farmacia de Galicia premió su trabajo, un avance para tratar el ictus


santiago / la voz

Tras cuatro años de trabajo, Clara Correa Paz firmó un avance que abre nuevas esperanzas para mejorar en el futuro el tratamiento del ictus isquémico, una de las principales causas de discapacidad y muerte: ha participado «en la elaboración de un nuevo modelo de fármaco, que reduce las contraindicaciones del único tratamiento farmacológico ahora disponible para la fase aguda del ictus isquémico, el t-PA [siglas en inglés de Activador Tisular del Plasminógeno, también conocido como tratamiento trombolítico] y abre posibilidades de aumentar sus beneficios y disminuir sus riesgos y complicaciones. El estudio formó parte de mi tesis doctoral, leída en noviembre en Santiago». Una publicación basada en ese estudio se difundió en el Journal of Controlled Release el año pasado, en la que Clara, con María Fernanda Navarro Poupar, del Ciqus [el Centro de Investigación en Química de la USC] figuran como las primeras autoras.

Clara se licenció en Farmacia en la USC y realizó un máster de neurociencia. Los últimos años amplió estudios en Francia y trabajó en el Laboratorio de Investigación en Neurociencias Clínicas, del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago, situado en el Hospital Clínico. Su tesis doctoral la orientaron el neurólogo José Castillo, con Francisco Campos y Tomás Sobrino.

Anteayer Clara recibió el premio Francisco Julián Suárez Freire para jóvenes investigadores, menores de 35 años, convocado por la Real Academia de Farmacia de Galicia. Lo patrocinaron por las cooperativas farmacéuticas Bidafarma y Cofano. El galardón, como reconocimiento a ese trabajo original, con una dotación económica de 3.000 euros, se lo entregó Marcia Currais, de las entidades convocantes. Tras recogerlo, en San Roque, se citó la conocida frase de Albert Einstein de que «el genio se hace con un 1 % de talento y un 99 % de trabajo».

La principal novedad de su investigación está «en el diseño de nanocápsulas, que solo liberan el fármaco al aplicar una serie de ultrasonidos. Se obtienen los mismos niveles en sangre que cuando se administra el t-PA en su forma normal. Esto favorece que, desde un punto de vista clínico, en un futuro, después de muchos experimentos, que aún faltan, podría llegar a ocurrir que se reduzcan las complicaciones actuales del tratamiento y beneficiar a un mayor número de pacientes. La nanocápsula aumentaría la concentración del fármaco t-PA en el lugar donde se pretende liberar para que sea efectivo; sería menos tóxico y se conseguiría una mayor eficacia», sostiene.

Pero para el posible beneficio y avance en pacientes falta mucho trabajo, insiste Clara. De momento la investigación la realizaron en animales, e in vitro en experimentos de laboratorio: «En pacientes aún no hemos hecho nada. En animales hemos realizado experimentos previos. Ahora avanzamos en el estudio del efecto terapéutico de las cápsulas; trabajamos en modelos de isquemia en animales, para probar que funcionan bien las cápsulas y van hacia el trombo. Queda mucho para que llegue a pacientes».

En los cuatro años de trabajo «lo más difícil fue encontrar un modelo de cápsulas que funcionasen bien». El proyecto lo iniciaron en el 2015 y ahora Clara continúa sus investigaciones en el Laboratorio de Neurociencias. Además de esta contribución para el avance en el tratamiento del ictus, Clara participó en otros estudios de enfermedades neurológicas, como la migraña y el Cadasil.

El Laboratorio de Neurociencias recoge el resultado de un intenso trabajo de investigación en los últimos años: tras la tesis doctoral de Clara se leyeron dos más en diciembre; y están programadas otras dos en febrero.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Clara Correa: «Diseñamos cápsulas que liberan un fármaco al aplicar ultrasonidos»