Raxoi enfría el debate de los camelios

El alcalde afirma que la reordenación del jardín era una propuesta todavía no valorada, pero la identificación de los compostelanos con esos arbustos apunta a su preservación


santiago / la voz

El futuro de los camelios de la plaza de Fonseca no estaba decidido todavía, pero la respuesta que ha tenido en las redes sociales la posibilidad de que acabasen pereciendo en una tala -para recuperar las vistas de antaño hacia la fachada renacentista del pazo de Fonseca- parece haberlos vacunado contra cualquier contratiempo institucional. Todo apunta en esa dirección después de que el alcalde manifestase ayer la «satisfacción e o orgullo» con el que ha recibido la forma en que muchos compostelanos han hecho suyos esos camelios, pese a no ser históricos. Porque tendrán en torno a los 25 años -«antes só había un xardín baixo», dice Sánchez Bugallo-, pero «a cidade os asumiu como propios» y «vemos que hai un sentimento de preservalos». Y eso «é importante á hora de tomar unha decisión», sobre todo cuando en este caso la intervención no viene obligada por una mejora funcional de ese espacio.

El regidor reiteraba ayer que todavía no había nada decidido sobre la actuación de reorganización de los parterres centrales de la plaza propuesta por arquitectos para dar visibilidad a la fachada del Colexio de Fonseca, oculta ahora desde el Franco y la plaza por el desarrollo de los arbustos. Incluida en el documento sobre actuaciones urgentes en el entorno de la Catedral y sus zonas anexas para el Xacobeo del próximo año, aún no había sido valorada, sostiene. Pero la repercusión que ha tenido en las redes sociales la advertencia de la concejala de Compostela Aberta Marta Lois de que su futuro apuntaba a una tala ha introducido un nuevo elemento a la hora de afrontar esa valoración. El nivel de identificación de la ciudadanía con esos camelios sin duda pesará en esa valoración. Así lo asume Bugallo, quien no solo descarta una tala, como ya hizo anteayer su edila de Medio Ambiente, Mila Castro. El regidor, que recibió wasaps personales de fuera de Galicia, e incluso uno de Buenos Aires, también ve prácticamente «nada probable» que haya un traslado de esos ejemplares a otro punto, una decisión que en cualquier caso requeriría informe previo de los técnicos de Parques e Xardíns acerca de su afectación. Tampoco nada había decidido sobre la posibilidad de trasplantarlos, asegura, «pero á luz do que está pasando, difícil un traslado», observa.

Las redes se movilizaron anteayer en contra de la desaparición de esos camelios de Fonseca. La Voz de Galicia preguntó ayer a sus lectores digitales sobre un posible trasplante y el 85 % de los participantes se posicionaron en contra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Raxoi enfría el debate de los camelios