Bugallo mantiene el plan del teleférico al Gaiás pensando en el Xacobeo 2027

El regidor defiende la permanencia de la Casa da Xuventude, que el PP pide derribar


santiago / la voz

El alcalde no renuncia a la instalación de un teleférico que conecte el centro con la Cidade da Cultura. La iniciativa, que viene de viejo, consta en el programa electoral con el que llegó de nuevo al gobierno, si bien con otro punto de contacto con el casco urbano. Si en sus anteriores mandatos se planteaba la conexión directa con el casco viejo a través de las brañas de Sar y del parque de Belvís, la plaza de la Constitución sería ahora ese punto de conexión. La intermodal sería también una opción.

Pero esa aspiración se quedará de momento en eso. Sánchez Bugallo reconocía ayer que el tema «está enriba da mesa», entre los abordados con el presidente de la Xunta, aunque «non está entre as prioridades» de la Administración autonómica, asume. Sin embargo, espera que lo esté más adelante, porque no es una iniciativa que vaya a financiar el Concello. «A Xunta é quen ten a máxima responsabilidade de pór en valor eses trescentos millóns de euros de todos os galegos investidos na Cidade da Cultura», apunta el regidor, quien descarta cualquier posibilidad de contar con ese enlace en el 2021.

Sería imposible ya, con lo que el horizonte estaría ahora en el Xacobeo del 2027. Para entonces sí cuenta con que la ciudad pueda aportar esa conexión con el Gaiás. Y el Ayuntamiento estará «disposto a apoiala», apuntó Bugallo, quien indicó que en su día había una entidad privada dispuesta a participar en la financiación a cuenta de participar también en su gestión. Pero desconoce si será el caso en el futuro, porque se entiende que la ubicación de su cabecera urbana en la plaza de la Constitución atraería a menos usuarios que en Belvís, donde se preveía entonces entre uno y dos millones de usuarios al año.

Descartada su ubicación en Belvís, Bugallo no ve motivo para tirar la Casa da Xuventude. Es la razón que exponía ayer ante la insistencia del PP de que se derribe ese inmueble, acción que el gobierno popular había dejado contratada y a la que CA dio para atrás en 2015.

El portavoz popular, Alejandro Sánchez-Brunete, recuperaba esa demanda tras observar que la propuesta de presupuesto municipal asigna una partida para el arreglo del edificio. Según Bugallo requiere la reparación del tejado (hay goteras) y de la fachada, además de la apertura de un paso peatonal a Belvís, y justificaba la reconsideración del derribo en que ya no es preciso por el teleférico, en que la ciudad no está sobrada de equipamientos y en el impacto de las traseras de San Pedro que quedarían a la vista «e que non valoramos suficientemente entón», aunque en su momento se llegó a plantear un programa del Consorcio para su adecentamiento.

Brunete pedía ayer «coherencia» al PSOE, que en el 2011 apoyó -incluido Bugallo y Mercedes Rosón, recordó- ese derribo en un voto unánime de la corporación. Y dirigía directamente al alcalde esa demanda: «no decepcione a la mayoría de ciudadanos para liberar a la ciudad de las posiciones excéntricas de CA» y evidencie «que no vive políticamente sometido a CA». Según Brunete, la política de urbanismo y cultura, las áreas de Rosón, «segue en mans de CA». Bugallo replicó que donde sí ve él «una corriente podemita» es en el PP y su afán por «expropiar» la concesión del párking de Galicia, a la que le quedan aún 5 años.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Bugallo mantiene el plan del teleférico al Gaiás pensando en el Xacobeo 2027