Adiós al policía que coordinó el Alvia

Cástor Vázquez ha ascendido a comisario y deja Santiago tras veinte años de servicio en la ciudad con un hito trágico en su carrera: el accidente de Angrois


santiago / la voz

Santiago ha tenido desde hace años grandes comisarios de la Policía Nacional. Enrique León, Simón Sabariz y ahora Félix García. Todos ellos bregados en mil batallas, con muchas horas sobre los hombros y galones ganados en la lucha contra el narcotráfico. Todos ellos llegaron a la capital de Galicia como premio final a esas carreras brillantes y sacrificadas y todos ellos contaron a su lado con un inspector que ahora ha ascendido a comisario y que ya ha empezado a trabajar en la Brigada de Seguridad Ciudadana de A Coruña. Tras veinte años en Compostela, Cástor Vázquez dice adiós y ayer le despidieron con una comida los que han sido, según sus propias palabras, «compañeros y amigos» y no solo personas con las que trabajó.

En la comida estuvo el juez decano, Andrés Lago Louro, y los magistrados Ana López Suevos y Luis Aláez. Con este último Cástor Vázquez vivió el que sin duda fue el momento más duro y trágico de su carrera: el accidente de tren de Angrois, que tuvo que coordinar porque en aquella época él era el jefe de la Policía Judicial en Santiago. Con la segunda vivió algunos de los que el recién ascendido comisario considera los mejores momentos en la Policía al frente de la Brigada de Extranjería. «De ti he aprendido el valor de ser minucioso en el trabajo y la defensa de los más vulnerables», le dijo a la jueza, pionera en Galicia en la protección de las víctimas de agresiones sexuales.

Abogados y colegas

Además de la judicatura también quisieron acompañar al que durante tantos años ha sido el número dos de la comisaría compostelana los representantes del Colegio de Abogados de Santiago. Allí estuvo -entre otros- el actual decano, Fran Rabuñal, y el que le precedió, Evaristo Nogueira. «Contigo empezó todo», le dijo Vázquez en broma. Y ese todo no es otra cosa que la estrecha colaboración y respeto entre letrados y policías que se respira hoy en la ciudad. «Cada buena actuación vuestra era una mala nuestra de la que aprendíamos», les dijo.

En estos veinte años Cástor Vázquez también se ha ganado el afecto y respeto de sus colegas en los otros cuerpos de seguridad. De la Guardia Civil y de la Policía Local y en su representación estuvieron el capitán Luis Nicolás Arroyo y el que fue hasta hace bien poco jefe de los agentes municipales, José Manuel Traba.

Fueron también muchos los compañeros y excompañeros que quisieron estar al lado de Cástor Vázquez en su comida de despedida. Entre ellos, el excomisario Simón Sabariz, al que también le coincidió el cargo con el terrible accidente del Alvia el 24 de julio del 2013.

«De todos vosotros me llevo algo, porque lo que importa, lo que está por encima de todo, sois las personas», aseguró emocionado el homenajeado en su discurso. Antes que él habló el actual comisario de Santiago, Félix García, que vaticinó que el adiós de Vázquez va a ser más un hasta luego. «Me parece que va a ser un viaje de ida y vuelta porque quién mejor que él puede coordinar el próximo Xacobeo y puede que hasta el próximo», señaló. Su deseo es el de todos, pero en las cuestiones de destinos y nombramientos son muchos los factores que entran en juego y por ello el afectado no quiere ni hablar del asunto.

Para que cuente las horas mientras se decide si su futuro laboral vuelve o no a estar en Santiago, los asistentes a su comida de homenaje le regalaron un reloj. El tiempo, ese divino déspota, decidirá.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Adiós al policía que coordinó el Alvia