Raxoi recuerda al nuevo Gobierno las prioridades en infraestructuras

Ya ha pedido un encuentro con Ábalos, con el orbital y la estación de tren de fondo


santiago / la voz

Las misivas municipales con destino ministerial no alcanzan a la totalidad del Gobierno de coalición que acaba de estrenarse en Madrid, como las que ha remitido Núñez Feijoo esta semana para recordar al Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias las demandas prioritarias de Galicia. Sánchez Bugallo, de momento, solo ha dado trámite a dos. El alcalde arrancaba esta semana pidiendo sendas entrevistas con José Luis Ábalos (Transportes, Movilidad y Agenda Urbana) y José Manuel Rodríguez Uribes (Cultura y Deporte). En sus manos están tres de los cuatro proyectos que la clase política y social coinciden en señalar como prioritarios para la ciudad: el orbital (con el orbitaliño), la estación del AVE y el impulso al Consorcio, y Raxoi quiere retomar la agenda con sus responsables cuanto antes.

Con igual nivel de apremio, el cuarto, la futura depuradora, no ha requerido de esa misiva. El mismo lunes, el alcalde contactaba con el secretario de Estado de Medio Ambiente y confirmaba que la presidenta de Acuaes y su equipo viajarán a Santiago este mes, para abordar todas las cuestiones pendientes con respecto a ese equipamiento y poner en marcha la próxima fase, la redacción por parte de las cuatro empresas preseleccionadas de sus proyectos para la planta. «Vendo que todo segue segundo o previsto non hai necesidade de falar coa ministra», precisa el regidor.

Las cuatro son las mismas prioridades que Bugallo expuso ya en su anterior ronda gubernamental tras acceder a la alcaldía. Pero, en este caso, aguarda con más tranquilidad a que le toque turno entre las peticiones que los cambios de Gobierno acaban generando en los gabinetes ministeriales. La ratificación de Ábalos en las competencias vinculadas con la movilidad permiten avanzar a partir de lo ya hablado hasta ahora en torno a los proyectos que dependen de su ministerio.

Aparcamiento en Renfe

Con el proceso de licitación del orbital (el enlace que conectará la AP-9 con la autovía de Lugo y el aeropuerto) ya en marcha, el orbitaliño (enlazará la N-550 con el polígono empresarial de A Sionlla) y la renovación de la estación de tren centrarán la agenda con Ábalos, además del seguimiento del procedimiento de contratación del orbital, que admite ofertas hasta el 17 de febrero.

El Concello aspira a que en este semestre quede aprobado el proyecto del orbitaliño, para licitar y adjudicar en el siguiente, y que se puedan ejecutar ambos a un tiempo. Y con la estación ferroviaria quiere contrastar finalmente cómo quedan las dos demandas que ha hecho el nuevo gobierno local en el proyecto. Aunque este fue aprobado recientemente, Raxoi no ha recibido todavía una copia, pero da por hecho que no hipoteca la posibilidad futura de construir un aparcamiento subterráneo. De momento no cuenta con que lo contemple, ante el criterio del ADIF -no así de Raxoi-, de que las más de 400 plazas que hay en superficie son suficientes para cuando la renovación de la terminal esté completada. Y está por ver también si incorpora la cubrición de las vías más allá de lo que lo hace la marquesina actual. El regidor da por hecho, al menos, que el proyecto no cegará esa posibilidad.

En cualquier caso, la actuación sobre la estación habrá de esperar a que se retire la cláusula que posterga cualquier obra a que se alcancen los 3,5 millones de pasajeros. Ese es un extremo que habían dejado comprometido el ministerio y el ADIF con el hasta hace días Gobierno en funciones. De ahí que la continuidad de Ábalos haya asegurado «tranquilidade» a Bugallo, pero también la ratificación de la presidenta del ADIF, la gallega Isabel Pardo de Vera. Aún hay que activar la cancelación de esa cláusula.

Bugallo busca un compromiso para el Real Patronato, de nuevo fuera de agenda en el 2019

El Real Patronato debería reunirse este año. Es lo propio ante la llegada de un Xacobeo, según una reciente tradición no escrita que en el 2009 se saltó el Gobierno de Zapatero. En la última foto de familia constan todavía Aznar y Fraga junto al ahora rey emérito. Los vaivenes de la política estatal en los últimos cuatro años cercenaron todo intento de reunirlo en el anterior mandato y la repetición de las elecciones en diciembre lo hicieron en el 2019.

El objetivo está ahora en el 2020. Y ese será el acuerdo que Bugallo buscará con el ministro de Cultura, consciente de que requiere el cruce de las agendas del rey y el presidente del Gobierno. Pero, sobre todo, espera el compromiso directo de Madrid con el Xacobeo y, a través de él, la reactivación del Consorcio como programador y ejecutor de los mandatos del Real Patronato. Piensa el regidor en el 2021, pero también en los años santos del 2026 y el 2032. Limitada ya la acción del organismo por la falta de un programa de intervenciones en la ciudad vinculado a la cita del 2021, Bugallo mantiene el horizonte que Compostela Aberta había puesto en el del 2026 y lo prolonga hasta el del 2032.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Raxoi recuerda al nuevo Gobierno las prioridades en infraestructuras