El Xelmírez I reclama un legado de 175 años de la enseñanza secundaria en Santiago

Arranca la celebración anual, con presencia de Feijoo, Bugallo y otras representaciones institucionales y de centros docentes


santiago / la voz

El Xelmírez I está reconocido como uno de los seis institutos históricos de Galicia y ayer presentó un ambicioso programa anual para conmemorar su 175 aniversario. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo; el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo; la conselleira de Educación, Carmen Pomar; y otros cargos y representaciones de la Xunta y de todos los grupos municipales; la vicerrectora Mar Lorenzo, y directores y profesorado de otros institutos, colegios López Ferreiro y Raíña Fabiola, Escola Oficial de Idiomas, y la propia comunidad del centro, respaldaron el arranque de las actividades. Su director, Manuel Portas, reclamó que representan un legado de 175 años de enseñanza secundaria en Santiago; aunque fueron de referencia para 56 municipios gallegos, según refirió la profesora María Xesús Mascareñas en una reseña histórica del instituto.

Portas recordó que el Xelmírez I promovió experiencias pedagógicas que se tuvieron en cuenta para reformas educativas en el Estado, y fue centro pionero en disciplinas como los estudios ambientales o en introducir la informática. Actuaron siempre como un centro público, que no escogió su alumnado; trató de adaptar la educación a los nuevos tiempos y valoró siempre las señales de identidad de Galicia, en especial su idioma, afirmó.

El Xelmírez I comenzó a funcionar en 1845 como un centro de la USC. Su hemeroteca, biblioteca antigua, archivo, museo, laboratorios y patrimonio humano, con alumnado como María Ferrín, la primera astrónoma de España; Elisa y Jimena Fernández de la Vega, las primeras licenciadas gallegas; políticos como Castelao; escritores como Manuel Antonio o Valle-Inclán, o incluso las vicisitudes que afrontó tras la Guerra de España de 1936 evidencian un enorme interés pedagógico y social, dijo la profesora María Xesús Mascareñas.

Sánchez Bugallo insistió en su interés histórico, que refleja la historia de la ciudad, y recordó el valor de las sedes que tuvo: desde la inicial en San Xerome a San Caetano (Mazarelos entre ambas) hasta la actual junto al Campus Vida. El Xelmírez I «sempre foi un orgullo para esta cidade», destacó.

Núñez Feijoo resaltó la «traxectoria que ten un mérito enorme» del centro, importante para conocer bien la historia de la Educación en Galicia e «imprescindible para entender o ensino público». Destacó los logros educativos en la comunidad, reflejados en el último Informe PISA, o el descenso del abandono escolar, y enfatizó el papel de las bibliotecas escolares y de los clubes de lectura, y el esfuerzo para dotar la educación pública cada vez con más herramientas.

Los representantes institucionales visitaron las instalaciones del centro. Un grupo de cinco alumnas descubrió una placa conmemorativa de la efeméride. Y se difundió una publicación con el programa de actividades hasta final de año: contempla mesas redondas, exposiciones, las Xornadas Xosé Calviño, el 25 aniversario del grupo teatral Vai no dentista, encuentros con proyección internacional; iniciativas pedagógicas, una de ellas de cuidado del río Sarela; actividades culturales, publicaciones, deportes e incluso un documental sobre la historia del instituto. Xunta, Concello, USC y Diputación patrocinan las actividades.

Alumnado de los coros del Xelmírez I y del Antonio Fraguas cerraron, con la interpretación del Gaudeamus igitur, el acto inaugural, celebrado en el salón de actos del instituto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Xelmírez I reclama un legado de 175 años de la enseñanza secundaria en Santiago