El Ayuntamiento gestionará este año el presupuesto más alto de los últimos 15

Las inversiones llegarán a los 14,5 millones y crecerán las partidas educativa, social y de empleo


santiago / la voz

Santiago contará en el 2020 con el presupuesto más alto de los últimos 15 años y con la mayor disponibilidad inversora de los últimos diez. Los prácticamente 117 millones que ha anunciado Sánchez Bugallo se sitúan por encima de cualquier presupuesto desde el 2006, cuando se rozaba los cien (99,5). El que más se le aproxima es el 2009, cuando la crisis en la construcción todavía no había llegado a la ciudad. El bipartito PSOE-BNG sacaba adelante entonces unas cuentas que rozaban los 116 millones. Con menos fuelle ya, el Xacobeo del 2010 habría de mantener el tirón por encima de los cien (casi 105).

La crisis llegó con toda su crudeza a las cuentas en el 2011 para mantenerse lejos de ese umbral con el PP, al menos hasta su último año, en que rozó los 103 con Agustín Hernández. Con Noriega, CA solo bajó de la centena en el 2016, para llegar a los 110,2 millones en el 2018. El nuevo gobierno formula ahora unos presupuestos que crecen un 6 % sobre aquel ejercicio. Pero las inversiones lo hacen de forma más significada. Contarán con 14,5 millones, un 40 % por encima de los 10,3 del 2018.

La comparativa con el 2019 casi triplicaría la subida, aunque ese no fue un ejercicio que se preste a ese contraste al funcionar con las cuentas prorrogadas hasta agosto. En cualquier caso, será el capítulo inversor más elevado desde el 2011, cuando la crisis comenzó a adelgazar un capítulo que en los años precedentes registraba cuantías por encima de los 20 y los 25 millones.

Esos 14,5 millones serán la disponibilidad inicial, porque la liquidación del 2019 aportará más fondos inversores. De hecho, serán los remanentes que se incorporen más adelante los que sostendrán en buena medida las infraestructuras que requiere la ciudad para ordenar la movilidad en el año santo. Al margen de la tecnología para el control del tráfico que aporta el programa Smartiago, el presupuesto con tinte jacobeo contempla 400.000 euros para el aparcamiento disuasorio del Castiñeiriño (los otros tres quedarán para financiar con remanentes) y medio millón para estudios de pequeñas intervenciones en el entorno de la Catedral y para redacción de proyectos.

El cumplimiento del período de pago a proveedores, ya dentro del límite que marca la ley, evitará que esos remanentes tengan que dirigirse a amortizar deuda y que puedan vincularse a inversiones.

El gobierno entregó ayer información documental a la oposición sobre su propuesta presupuestaria, según la edila de Facenda. Marta Abal no ve motivos para el malestar que prendió en parte de la oposición por la falta expresa de un borrador en los contactos iniciados la semana pasada, dijo tras presentar las líneas generales de un proyecto económico que incrementa en un 10 % el gasto social; el educativo, un 17 % por los nuevos contratos de mantenimiento y servicios de centros educativos; cultura un 3 %; y promoción económica, un 38 %.

Los grandes contratos, como los de limpieza y zonas verdes, subirán sus costes en torno a un 20 %, por la mayor cobertura respecto a las anteriores contratas. Las nuevas se prevé adjudicarlas en el último trimestre. Más difícil es asegurar que esté para entonces el de transporte, «máis complexo», afirma Abal. En cuanto a inversiones, los compromisos del Smartiago (1,1 millones) y el Edusi (2,9) se llevarán casi un tercio del capítulo. Claro que este último programa incluye la reforma del vial Clara Campoamor. Se suman a ello el sellado del vertedero de Aríns, la reforma de Concheiros, aparcamientos disuasorios, la mejora de áreas deportivas y la ampliación de fondos para el rural, hasta los 2,8 millones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Ayuntamiento gestionará este año el presupuesto más alto de los últimos 15