La negociación del presupuesto tensa la relación entre el PSOE y el BNG

Sanmartín acusa a Bugallo de «escurantista» y este ve en ella «exceso de interpretación»


santiago / la voz

Los contactos del gobierno con la oposición para tratar de alcanzar un acuerdo que le permita sacar adelante el presupuesto de este año no han arrancado con buen pie. Su forma de negociar, trasladando solo de palabra las grandes cifras y las claves de su propuesta, sin un borrador expreso, ya fue puesta en entredicho el viernes por Compostela Aberta (CA) y el BNG. En el primer caso, por presentarse en la primera reunión, con enero ya bien iniciado, sin ese documento. En el segundo, por eso mismo, pero también por el hecho de que Bugallo aludiese a que, sin un acuerdo, la alternativa pasará por vincular las cuentas a una cuestión de confianza.

Las conversaciones continuarán esta semana, con las propuestas al menos de CA y el BNG sobre la mesa. El grupo de Noriega se las remitirá hoy. El de Goretti Sanmartín lo hizo ayer, aunque también dio cuenta públicamente de ellas en una intervención que sirvió de tensor con el gobierno. Y no por hacerlas públicas, sino por tomarse la advertencia de Bugallo sobre la cuestión de confianza, y la falta de borrador, como evidencia de su desinterés por negociar. «Este é un arranque de certo escurantismo e de non crer na participación», dijo.

La respuesta del propio alcalde no se hizo esperar. Bugallo reitera que no desea la cuestión de confianza, pero que es una posibilidad legal que está ahí. Y observa un «exceso de interpretación» en el BNG, al que, sin renunciar a que se sume a un acuerdo, recordó que no es determinante. «A ninguén se lle escapa que precisamos o acordo, ou a non belixerancia, con algunha das dúas formacións de voto decisorio», dijo en alusión al PP y a CA. «E non lle debe parecer mal ao BNG o que estou a dicir: é lóxica matemática».

El regidor no ve por qué la oposición tenga que estar molesta y reitera que existe «un borrador redactado», y sujeto a los cambios que puedan derivarse de esa negociación, pero tampoco quiere ponerse en una posición que «logo nos limite moito no proceso de negociación», por lo que defiende que las propuestas de uno y otro lado vayan surgiendo en paralelo. En cualquier caso, dice que quien menos molesto se tendría que sentir es el BNG: «Tivo ocasión de formar parte do goberno e tería participado na conformación dos orzamentos, pero decidiu non facelo e as matemáticas son as que son agora».

El PP no comparte de momento esa sensación de malestar por la ausencia de un borrador, aunque sí lo hará si no lo presentan en breve, e interpreta esa ausencia como una muestra de que fue su llamada de atención la semana pasada por la falta de presupuestos lo que «precipitou» los contactos. Los populares ven en la alusión a la cuestión de confianza un ejercicio de «vitimismo», aunque tiran de ironía y desean a Bugallo que «non teña que acudir a esa fórmula para asegurarse o apoio do seu propio grupo».

CA, que tampoco descartó en su día el recurso a la cuestión de confianza, no hace causa mayor de que se «fale dun mecanismo que é legal», aunque no deja de sorprenderle que «o fixera antes de establecer ningún contacto» y mientras «insinuaba que o mesmo lle tería acordar cos grupos progresistas que co PP», cuando el presupuesto no puede ser «o mesmo se buscas o apoio de CA que o do PP». Y afirma que su grupo será «responsable coa cidade» si el PSOE tiene realmente interés en sacar adelante un presupuesto «progresista e que manteña a lealdade coas políticas de esquerdas das contas de CA dos pasados exercicios». «Nós non imos seguir o exemplo do propio PSOE cando impediu que tivesemos orzamentos no 2019», dice.

Las propuestas negociadoras del BNG incluyen la asignación al rural al menos de 3 millones de euros (contando con los 2 del POS), la construcción de un aparcamiento de gestión pública en el campus sur, un plan de empleo juvenil, otro de movilización de vivienda vacía, iniciativas de apoyo a las familias monoparentales, el compromiso con una planta de compostaje, el estudio de la compra de toda la finca del Espiño, un servicio de seguimiento de los contratos concesionados y diversos proyectos culturales.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La negociación del presupuesto tensa la relación entre el PSOE y el BNG