Susana Arias: «Queremos un plan estatal que afronte los problemas neurológicos a 10 años»

«Nos preocupan la elevada mortalidad y discapacidades que están asociadas a las enfermedades de la especialidad»


santiago / la voz

«En nuestra toma de posesión, el jueves, se insistió en el interés de que la neurología tenga un papel más relevante en la sociedad. Así como la cardiología a lo mejor se entiende más, y se ha llevado incluso la reanimación cardiopulmonar a los colegios, como una técnica útil para salvar vidas tras un ataque cardíaco, nosotros también debemos llegar a los colegios y tener más relación con las asociaciones de pacientes», afirma Susana Arias, especialista del Clínico y nueva directiva de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

-¿Qué prioridades tienen?

-Es importante hacer ver esa importancia de la neurología y que se conozcan bien las enfermedades neurológicas. En la línea, por ejemplo, de reconocer los síntomas del ictus y acudir rápido al hospital, lo de ‘forza, faciana e fala’ que difunde el Plan Ictus en Galicia, porque tiempo perdido es cerebro perdido y cuanto antes se asista mejor. Además, nos proponemos que el socio sea el centro de la SEN; transparencia en la comunicación y en la gestión; y un contacto permanente con el Congreso de los Diputados, y con los ministerios de Sanidad y Educación,

-¿Ponen tareas al nuevo Gobierno?

-De momento hay que esperar a que se establezcan.

-En Santiago hay unidades especializadas en ictus, epilepsia, trastornos del movimiento, esclerosis múltiple, neurooncología, cefaleas, demencias y neuromuscular. ¿Es esa la línea correcta?

-En todas partes se desarrollan las subespecialidades y aquí hay tres que son de referencia estatal. Desde la SEN queremos facilitar el proceso de acreditación de unidades.

-¿Cómo piensan hacerlo?

-Vamos a promover documentos de consenso, para indicar qué personal deben tener, tratamientos, hospital de día y otros requerimientos mínimos. Nos preocupan la elevada mortalidad y discapacidades que están asociadas a las enfermedades de nuestra especialidad y esas unidades son de enorme interés para la asistencia a pacientes.

-¿Qué proponen para afrontar esa mortalidad y discapacidades?

-La directiva de la SEN nos proponemos desarrollar un documento de mínimos para una asistencia neurológica de calidad y queremos elaborar un plan estratégico estatal que afronte los problemas neurológicos a 10 años, con propuestas para las necesidades de asistencia, con el horizonte del 2030.

-¿Cómo espera que evolucione la especialidad?

-La ejerzo hace 15 años y he visto gran cantidad de avances en el diagnóstico, tratamiento y pronóstico de nuestros pacientes. La investigación básica y centrada en el paciente favorecerá nuevos y mejores avances.

-Usted es vocal de relaciones profesionales. ¿Cuál será su tarea?

-Contribuir a conseguir un quinto año para la formación de especialistas, como cardiología o oncología, pues también lo necesitamos. O aumentar el número de profesionales, lo que se derivará de ese plan estratégico. Se van a requerir más neurólogos por el envejecimiento de la población y por el elevado número de dolencias neurológicas relacionadas con ese envejecimiento.

-¿Hacen falta más aquí?

-La plantilla del Clínico ahora está bien dotada, pero Galicia tiene ya un envejecimiento como el que se espera en Europa en el año 2050, y que sigue creciendo; y hay enfermedades, como las neurodegenerativas, muy ligadas a la edad avanzada, por lo que habrá que ver y revisar las necesidades de profesionales por cada 100.000 habitantes y adecuar los medios y el personal.

«Sin el cerebro no somos nada, es lo que nos mueve»

La candidatura en la que resultó elegida Susana Arias «somos un grupo muy equilibrado y tenemos dos años por delante, en los que queremos favorecer la formación continuada durante todo el año. La SEN cumplió 70 años en el 2019 y queremos que nuestro congreso, que reúne a mas de 3.000 especialistas, sea el más importante del ámbito ibérico y que se mantenga rotatorio. Ya propuse que se contemple Santiago como sede», afirma.

-¿Qué les preocupa más, el paciente agudo o el crónico?

-Los dos. La mayoría de los ingresos, un 90 %, son pacientes agudos con enfermedades cerebrovasculares, la principal causa de ingreso es el ictus. También hay dolencias neurológicas que impactan mucho en gente joven, como la esclerosis múltiple; o invalidantes, y que llenan las consultas de enfermos crónicos. Para esas enfermedades, o para la epilepsia, han surgido muchos fármacos nuevos, efectivos; algunos los últimos meses.

-¿Contemplan la rehabilitación?

-Ese es un asunto muy amplio y complejo. Nuestro paciente neurológico debe tener después una rehabilitación integral en todos los aspectos: física, psicológica, del lenguaje, de terapia ocupacional, incluso apoyo para la reincorporación a la vida laboral. Pero eso no depende solo de neurología, incluye otras especialidades y recursos.

-¿Recomienda a un mir que se decida por neurología?

-Para mí, es la especialidad más bonita e interesante, porque se ocupa del órgano más noble, el cerebro; sin el cerebro no somos nada, es lo que nos mueve. Lo decía recientemente el cardiólogo Valentín Fuster: el corazón es la máquina, pero lo que nos mueve evidentemente es el cerebro. Profesionalmente, los últimos años la bolsa de trabajo para residentes de neurología es muy deficiente, quizá otras especialidades tuvieron mejores salidas. Creo que neurología tendrá mejor futuro cuando se valoren las necesidades, y el plan que vamos a elaborar la SEN ayudará.

-¿Con quién se relaciona la SEN?

-Con sociedades autonómicas e internacionales; y hay un comité de cooperación para ayuda a las enfermedades neurológicas a países más en vías de desarrollo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Susana Arias: «Queremos un plan estatal que afronte los problemas neurológicos a 10 años»