Compostela, un paraíso vegano en alza

Sexta ciudad española por el número de restaurantes, tiene hasta una pastelería 100 % «veggie»


1Compostela puede considerarse un paraíso vegano en alza. Es, de hecho, la sexta ciudad de España que más restaurantes veggies tiene en relación a su número de habitantes. Hay uno por cada 24.000. Aunque parezcan pocos, solo Granada, Santa Cruz de Tenerife, Palma de Mallorca, Barcelona y Salamanca ofrecen más posibilidades que la capital gallega, tal y como refleja un ránking teniendo en cuenta el número de bares y casas de comidas que disponen de un menú o al menos dos opciones aptas para los que han decidido no consumir productos de origen animal. Cada vez hay más cocineros dispuestos a salirse de la norma y ampliar la carta para atender a un sector de la población que va creciendo en número. Respondiendo a esta realidad, Santiago cuenta con su propia pastelería vegana. Se llama WonderPie y está en la rúa da Ensinanza. Detrás de esta iniciativa está Mariana Aimone García y sus padres, quienes le echaron una mano con el dinero, las obras «y a ponerme al día con lo que se me venía encima», señala la empresaria. El establecimiento echó a andar hace tres años. «Abrimos siendo pastelería con opciones veganas y, poco a poco, acabamos teniendo la totalidad de los productos veganos cuando vi que era posible llevar a cabo nuestro negocio de una forma tan ética y tan respetuosa con los animales. Yo soy vegana y siempre me sentí mucho más cómoda trabajando con comida vegana», explica Mariana, que crea, hornea y decora con cariño cada producto, dulce o salado (también hace empanadas, bocadillos o pizzas.). Todo, sin echar mano de leche, huevos ni embutidos, pero con un resultado igual de atractivo. Tanto, que «mucha gente nos escribe y viene a propósito a Santiago a por su pedido o a llevarse lo que puedan. Gran parte de la clientela con la que trabajamos son turistas que llegan haciendo el Camino. También personas no veganas que han probado alguna tarta en un cumple y repiten. También recibimos mucha demanda porque trabajamos con tartas personalizadas, con figuras comestibles y artesanales». La dueña de WonderPie no descarta una ampliación porque «estamos en un local pequeño y nos limita mucho, pero todo se andará».

A por el Madrid Fusion

El bocadillo de «merluza de Celeiro con mermelada de tomates de casa de mi madre, pimientos de mi huerta, brotes tiernos de lechuga de casa, mayonesa de limones también de casa y cerveza» es la especialidad que el jefe de cocina Francisco Rosas Fernández, del restaurante O Afiador sirvió en el Santiago (é) Tapas. «Mis clientes me decían que lo presentará a Madrid Fusion, y mi mujer, Nuria Quintela, lo hizo», comenta. Mañana defenderá su creación en ese certamen, tras haber sido seleccionado entre los seis mejores de España. «Lo único que cambia es el pan, que allí será uno fermentado en cerveza». Ahora «toca saber si gusta tanto como llamó la atención».

Nombres para los hoyos

Los hoyos del campo de golf del Aeroclub, con cinco años de vida, no tienen nombre oficial, como ocurre en otros campos europeos, y a Yago Lorenzo, presidente del comité de competición, se le ocurrió una idea para poner fin a esta carencia. Se trata de que los asiduos envíen aquellos nombres por los que se conocen popularmente, y que suelen estar relacionados con historias, anécdotas o vivencias de los jugadores. Después se elegirán los que tengan más votos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Compostela, un paraíso vegano en alza