Cuando el día despierta a Compostela, cientos de jóvenes y no tan jóvenes siguen dispuestos a prolongar indefinidamente la fiesta. En Gómez Ulla, en la discoteca a las 9.30 aún sonaba la música y los chavales iban saliendo poco a poco en busca del reparador chocolate con churros. Por las calles de la ciudad, tanto en el Ensanche como en el Casco Histórico, se distinguen a la perfección los que empiezan la jornada laboral de los que han recibido al 2020 en la calle. Vestidos de lentejuelas, tirantes y tacones de vértigo delatan a las chicas, y los trajes chaqueta con corbata o pajaritas a los chicos que participaron en las fiestas de Nochevieja hasta bien entrado el día. En las cafeterías no dan abasto para servir tazas de humeante chocolate y raciones de churros recién hechos. 

;
Fin año Fin año

La basura acumulada en las calles es mucha menos cantidad de la que es habitual en cualquier noche de fiesta universitaria, y tampoco se celebró el clásico botellón de Fin de Año en el Campus. En Poza de Bar, la fiesta terminó con los primeros rayos del día, y a las puertas de los locales, los últimos rezagados seguían a las diez de la mañana concentrados y debatiendo acerca del lugar más idóneo para el primer desayuno del día. 

Las paradas de taxi echaron humo desde la madrugada, y todavía a las diez y media continuaban  las colas de chavales para compartir un taxi. En las prazas Roxa y de Galicia, como cada Fin de Año, muchos padres y madres aguardaron pacientemente la llegada de sus vástagos para llevarlos de vuelta a casa. 

Los servicios de emergencia no dieron cuenta de incidentes de consideración ni accidentes de tráfico en Santiago. En las urgencias sanitarias del HM La Rosaleda tampoco se produjeron ingresos en Urgencias por accidentes o lesiones, en una noche que calificaron de "muy tranquila". 

Compostela celebra el cambio de año con frío pero sin lluvia

La Voz

Los santiagueses aprovechan las últimas horas del 2019 para las compras de la cena de Nochevieja y las fiestas posteriores

No lloverá en Nochevieja, y ya es noticia tras el último otoño. Los que hayan decidido pasar las primeras horas del 2020 fuera de casa tienen garantizado el frío, con temperaturas mínimas de 3 grados pero sin fenómenos atmosféricos que hagan más incómoda la elección de vestimenta, porque apenas habrá viento y está confirmado el tiempo seco. Según Meteogalicia, los que estiren la noche o prefieran levantarse pronto verán alguna niebla matinal que se irán disipando con las primeras horas hasta alcanzar una más que notable temperatura máxima de 14 grados pasado el mediodía. En todo caso, ojo en los desplazamientos en coche porque en las zonas más frías puede haber humedad en las carreteras y alguna helada. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Los compostelanos se resisten a terminar la fiesta