Tensión y empujones en la apertura de la Puerta Santa tras el derribo del muro

El fenómeno jacobeo colapsó la Catedral y A Quintana y la gente se lanzó a por las piedras


En 1999 el fenómeno masivo del peregrinaje ya había despegado tras el éxito del 93 y quizás generó aglomeraciones inesperadas con la apertura de la Puerta Santa. La catedral estaba hasta los topes, y también la praza da Quintana. Cuando el arzobispo Julián Barrio derribo el muro decenas de personas se afanaron en conseguir alguna de las piedras que quedaban por el suelo, produciendo algunos empujones que no pasaron a mayores. Menos apuros pasaron las autoridades, para las que sí había un protocolo marcado y mucha más holgura. Se beneficiaron de esta organización el cardenal de Madrid, Rouco Varela; los entonces ministros Mariano Rajoy, José Manuel Romay Beccaría y Margarita Mariscal; y el presidente de la Xunta, Manuel Fraga.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tensión y empujones en la apertura de la Puerta Santa tras el derribo del muro