El IES Xelmírez II rescata en sus aulas la burla negra del Prestige

j. gómez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

SANDRA ALONSO

Alumnado que no había nacido ve la dimensión de la catástrofe

30 nov 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Apostolos Mangouras, el último capitán del Prestige, envió una carta al alumnado de la materia de Griego moderno del IES Xelmírez II en enero del 2003; y estudiantes y docentes del centro se sumaron a los numerosos grupos y personas que acudieron a limpiar las playas afectadas por la catástrofe ecológica que provocó aquel petrolero en noviembre del 2002. Esos elementos complementan la exposición con materiales sobre aquel siniestro que estuvo en la USC y que recibe el IES Xelmírez II, el primer centro que la aprovecha con fines didácticos. Desde el 17 de noviembre, para rememorar el aniversario del accidente, y hasta la próxima semana, la utilizan para dinamizar las aulas de varias materias: Biología, Química, Filosofía, Galego, Historia y otras.

La carta de Mangouras, enviada desde la prisión de Teixeiro, se debió a que era el único instituto que enseñaba Griego moderno y la docente de la materia hizo de traductora del capitán. Pero «él mismo manifestó que no quería que trascendiese su contenido. Conocer bien aquel acontecimiento es una oportunidad ahora para educar ciudadanos críticos, que sepan pensar e informarse bien. Es interesante entender la respuesta de la sociedad gallega, que supo reaccionar incluso con humor al dolor que provocó, entender como y por qué se decía burla negra», afirma Marita Rey, profesora de Filosofía del centro.

Solo el alumnado de último curso del instituto, de segundo bachillerato, que ahora tiene 17 años, había nacido cuando ocurrió la catástrofe. Pero a todos les interesa profundizar en aquellos hechos, en sus consecuencias. Así lo demostraron en las preguntas que plantearon a docentes de la USC que acudieron a presentarla al instituto, como Miguel Anxo Rodríguez, de la Facultade de Historia, y otros.