El Clínico se propone incorporar una nueva técnica para casos complejos de cirugía cardíaca

J. Gómez SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

Alberto Forteza Gil, de Madrid, expuso su experiencia para favorecer la salida de la sangre del corazón

27 nov 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El Clínico se propone incorporar una nueva técnica de cirugía cardíaca, para mejorar el tratamiento de la miocardiopatía hipertrófica, una dolencia grave que impide la salida de la sangre del corazón. El jefe de cardiología, José Ramón González Juanatey, afirma que hay 112 pacientes a seguimiento en Santiago: «son un grupo importante, pois esta doenza aumenta o risco de morte súbita e de insuficiencia cardíaca, e empeora a calidade de vida da persoa afectada», explica. Alberto Forteza Gil, cirujano cardíaco en los hospitales Puerta de Hierro y Quirón, de Madrid, con experiencia en más de 4.500 operaciones -alcanzó notoriedad, entre otras, por operar al rey emérito-, expuso en el hospital procedimientos para este tratamiento, para los que se le considera especialista de referencia.

En España se operan menos pacientes de los que se debería de enfermedades que requieren técnicas de cirugía cardíaca más complejas, afirma Forteza. La miocardiopatía hipertrófica consiste en que una parte del músculo cardíaco se desarrolla en exceso y dificulta la función del corazón, al obstruir la salida de la sangre. Tiene tratamiento médico y, cuando ya no es efectivo, la opción es la cirugía.

Forteza insistió en dos posibilidades de la técnica conocida como miectomía. Una de ellas «consiste en resecar una zona muy importante del músculo, que obstruye la salida de la sangre del corazón. Puerta de Hierro de Madrid es el hospital con más experiencia de España en la miectomía total ampliada, como la Clínica Mayo de Estados Unidos, que es el centro del mundo con más experiencia en tratar esta enfermedad». El segundo procedimiento, para la miocardiopatía hipertrófica medioventricular «que es cuando todo el músculo del corazón es tan grueso que no deja que el corazón se llene de sangre. Esos pacientes suelen acabar en lista de espera para trasplante cardíaco, y mediante la técnica conocida como miectomía apical se reseca el músculo por dentro y se aumenta la calidad de su corazón. Somos el único centro de España donde se realiza. Se consigue mejorar los síntomas del paciente y en parte de los casos evitar el trasplante».