La caída de una gran roca en O Pombal obliga a cortar un carril de la calle

El anterior gobierno local fue informado del peligro en el 2017 y no tomó medidas


santiago / la voz

Pudo haber acabado en tragedia, pero la suerte quiso que la gran roca que se desprendió del talud de la calle de O Pombal cayese sobre la vía de madrugada, cuando no circulaban ni peatones ni vehículos por un punto de la ciudad que, de día, sí soporta un intenso tráfico.

La enorme piedra, cuyo tamaño ha sido estimado por los técnicos en 4,5 metros cúbicos, a lo que hay que añadirle los escombros sueltos asociados, quedó sobre la acera en el margen de la vía situada a mano derecha en sentido subida hacia la Alameda. El riesgo de que se produzcan más desprendimientos ha obligado a prohibir el paso de viandantes en ese tramo y a desviar el tráfico de subida.

Esta no es la primera vez que el ingeniero de Caminos del Concello de Santiago ha tenido que elaborar un informe sobre el peligro de desprendimientos de roca y tierra en O Pombal. También lo hizo en febrero del 2017 a petición del por entonces concejal de Tráfico, Xan Duro. El técnico le advirtió en aquel momento de que en ese tramo de la calle no existe ningún muro para contener el terreno. «Dada su situación, la evolución natural del talud es la de progresivo deslizamiento de tierras y de desprendimiento de fragmentos de roca hasta alcanzar una situación de inclinación más estable», se señalaba en ese escrito que, sin embargo, no hizo que el ejecutivo de Compostela Aberta, que presidía Martiño Noriega, tomase ninguna medida efectiva para evitar el peligro.

Apuntalamiento inmediato

El riesgo para coches y viandantes existió desde el 2017 y persiste ahora. El técnico municipal advierte en su nuevo informe, solicitado por el actual edil de Seguridade Cidadá, Gonzalo Muíños (PSOE), de que hay un «evidente riesgo de que otras zonas del talud también se encuentren deterioradas y provoquen el desprendimiento de nuevas piezas de escombro».

Por ello, además de impedir el paso de peatones y vehículos, el técnico recomienda el apuntalamiento de las zonas del talud con riesgo de desprendimiento y que se inicien los trámites «para la ejecución de un sistema definitivo de contención del talud en aquellos tramos en que así lo recomiende un estudio geotécnico», algo que la ley permite tramitar por vía de emergencia.

Desvío desde Galeras hacia Poza de Bar para seguir por As Burgas o San Lourenzo

El corte parcial que ha ejecutado de inmediato el Concello compostelano en O Pombal tras la caída de una gran roca se prolongará hasta que se hayan analizado más detenidamente los riesgos en la zona y se determinen las medidas a adoptar. Entretanto, los peatones deberán caminar por la otra acera y los vehículos serán desviados desde Galeras hacia la calle Poza de Bar, desde donde deberán proseguir por la avenida de As Burgas o San Lourenzo. El corte afecta a las líneas de bus número 4 en dirección Cancelas, 9 hacia la Cidade da Cultura, C4 y P1 en sentido estación de buses y P7 hacia la Porta do Camiño.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La caída de una gran roca en O Pombal obliga a cortar un carril de la calle