Su abuela le dijo que debía ser libre y ella tuvo la osadía de abrir un negocio de arte

Victoria Estévez se mudó a Santiago para hacer realidad su sueño empresarial, La Nona Olimpia


Santiago / La Voz

Este año abrió sus puertas un nuevo establecimiento en San Miguel dos Agros. No se trata de un bar más, ni una tienda de suvenires. En La Nona Olimpia se vende arte. ¿Y a quién se le ocurre montar un negocio con obras de artistas y artesanos emergentes en los tiempos que corren? La osada se llama Victoria Estévez. «Es una locura, sí», reconoce ella. Pero esta treintañera estaba decidida a seguir el consejo de su abuela, Olimpia, a quien le ha hecho un pequeño homenaje en esta aventura empresarial. «Compartí, afortunadamente, muchos años de mi vida con ella y guardo bajo llave cada cosa que me enseñó. Siempre fue avanzada a sus tiempos, pese a no haber tenido la oportunidad de estudiar y ser una mujer independiente. Creo que por ello siempre me repetía lo valioso que es intentar ser libre y feliz», cuenta Victoria, quien finalmente empezó en febrero a perseguir su idea de felicidad laboral en este espacio, justo unos meses después de perder a su abuela. De A Guarda, se trasladó a Santiago porque consideraba que era la ciudad ideal para un negocio como este y en la que convertirse en embajadora de «artistas inquietos». Ilustración, cerámica, serigrafía, acrílicos, objetos decorativos... Piezas y obras de personas que «hacen de este mundo un lugar mejor, más libre y más feliz. La misión es darles visibilidad y acercar el arte a todo el mundo», indica Victoria. En su cartera de artistas destacan nombres como los de Laura P. Privado, Ana Troiteiro, Carolina Bouza, Ana Jarén, Tam Sanserif, Adrià Ferrer (El Marquès), junto con los colajes de Sdraswi, las creaciones dibujadas a escalpelo de Nekane o el maravilloso mundo de Twee Muizen (la pareja artística formada por Denís Galocha y Cristina Barrientos). Con estos mimbres Victoria ha tejido un cesto en el que rebuscan hasta turistas, aquellos que quieren llevarse un recuerdo distinto, y en los planes de Victoria está organizar talleres semanales que sirvan de encuentro con los artistas.

Pensión animalista

Por segundo año, la pensión de Andrea Martínez cederá sus habitaciones para organizar en ellas un singular mercado navideño. Ocho asociaciones implicadas en el rescate de animales y su bienestar ocuparán las estancias del negocio de la zona vieja situado encima del bar Barbantes (plaza de Fonseca). Durante dos fines de semana, en los días 14, 15, 21 y 22 de diciembre, ofrecerán distintos productos para recaudar fondos. Abeiro, el refugio de Bando, Vacaloura, 3PA, Amigos Peludos de Teo, Micos do Barrio, Argo y Peludos en Apuros venderán su propio merchandising (bolsos, calendarios de las asociaciones y otros), así como productos de segunda mano y artesanía fabricada por los amantes de los peludos. Andrea se declara una de ellos. Hace años empezó como voluntaria en Bando y, cuando falleció su abuela, decidió acoger a un perro del refugio al que el resto marginaba y obligaba a dormir al raso en invierno, soportando durísimas heladas. Acabó convirtiéndose en un gran apoyo para la vecina de Brión, que en su casa tiene actualmente ocho perros y treinta gatos, entre los adoptados y los que tiene en acogida.

Sumiller revelación

El equipo del restaurante compostelano A Tafona cuenta con un nuevo reconocimiento. Esta vez llegó con los Premios Magnum do Viño Galego, que por primer año incluyó en su lista de galardones la categoría revelación, para reconocer la labor de los que están empezando. Marta Costas Castro, sumiller del restaurante que dirige Lucía Freitas y que ostenta una estrella Michelin, resultó la profesional ganadora del premio al Mejor Sumiller Revelación. El jurado de los Magnum reconocía su capacidad de «contaxiar a sala e o servizo da súa particular elegancia». La chef de A Tafona se sumaba también a los halagos al trabajo de Marta. «Orgullosísima de ti, de verte crecer, de verte sonreír y disfrutar con tu profesión. Hoy más que nunca recuerdo el día que entraste por la puerta llena de miedos y en poco tiempo te has convertido en parte esencial de mi restaurante», publicaba en sus redes sociales la propietaria del restaurante de Virxe da Cerca, enfatizando el papel de las mujeres en la gastronomía.

MÁS HISTORIAS DE PATRICIA CALVEIRO

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Su abuela le dijo que debía ser libre y ella tuvo la osadía de abrir un negocio de arte