La tregua de las lluvias alivia el caudal en la cuenca del Tambre

En puntos como Ponte Maceira y en la playa fluvial de Tapia el río no llegó finalmente a desbordarse


negreira / la voz

La tregua que ayer dieron las incesantes e intensas lluvias caídas durante esta última semana supuso un alivio para el caudaloso río Tambre, que en la noche del pasado viernes alcanzó la cota máxima en la que ha sido primera gran crecida de la temporada otoño-invierno. Porque a la alta pluviosidad se sumó el incremento de caudal provocado por la regulación en la presa de Barrié de la Maza, que abrió sus compuertas para evitar el colapso aguas arriba en zonas como Ponte Maceira, Tapia o Portomouro. Los vecinos de la primera localidad miraban ayer al río sin temor a que se desbordase, pero con mucho respeto por cuanto saben en carnes propias cómo se las juega la crecida del Tambre cuando no para de llover. También en las instalaciones de la playa fluvial de Tapia descendió el nivel del agua, que llegó a desbordarse durante la tarde del viernes, aunque se mantiene la vigilancia en la zona y permanece cortada una pista próxima al área recreativa.

Más agua embalsada

El embalse Barrié de la Maza comenzó la semana que hoy termina al 38,71% de su capacidad, con doce hectómetros cúbicos, dos más que la anterior, y la finaliza al máximo de su capacidad, después de las fuertes lluvias que apenas concedieron un respiro. En cuanto al gran embalse de Portodemouros, en el río Ulla, su nivel el pasado lunes era del 77 %, con 229 hectómetros cúbicos y un incremento de dieciocho, con lo que se sitúa en un 20 % más de agua que hace un año por estas fechas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La tregua de las lluvias alivia el caudal en la cuenca del Tambre