Los Herdeiros do Sar crecen y se hacen notar en Santa Isabel

Es la primera peña del Santiago Futsal que no lleva el nombre de un jugador


El Santiago Futsal, y antes el Lobelle, fue hasta hace un par de años un caso singular de club por el que desfilaron varias peñas que nacieron alrededor de un jugador y se fueron difuminando a la par que esos deportistas dejaron de vestir la camiseta del equipo. Manu, Pazos, Alemao, Rubi, Diego Quintela, Santi... La, hasta la fecha, última temporada de la entidad en Primera División marca un punto de inflexión. Coincide con la puesta en marcha de la primera peña articulada en torno al club, los Herdeiros do Sar. Arrancaron faltando cuatro jornadas de aquella campaña, que acabó en el descenso. Ahora crecen y tiran del carro de la animación en Santa Isabel. Son ya más de cuarenta. Y se hacen notar.

Raúl Liñares, estudiante de Márketing y Relaciones Públicas, es el presidente y uno de los impulsores. Explica cómo nació el grupo: «Veíamos mucha frialdad en Sar. Faltaba ambiente. Llevaba tiempo pensando en poner en marcha la peña y ese año dimos el paso. Convencí a varios compañeros, lanzamos la iniciativa y creo que salió bastante bien».

Se guían por una máxima: «Animar al equipo y apoyar al club en todo lo que podemos. Creo que Rubén es el que más ayuda, es el mejor en la venta de rifas. También echamos una mano para retirar la publicidad estática al acabar los partidos, que lleva su tiempo».

Disfrutan del equipo y contagian su animación a todo el pabellón. De todo ello se congratula la entidad, tal y como explica el director general, Miguel Fernández: «Llegaron en el momento más delicado y no se limitan solo a la animación, ya que se implican activamente en iniciativas como la venta de rifas y lotería, la captación de abonados, abrir puertas a pequeños patrocinios... Estamos encantados con ellos. Además, están consiguiendo que en el pabellón haya un gran ambiente».

Este año los integrantes de la Peña Herdeiros do Sar decidieron establecer una cuota de mantenimiento, para poder sufragar el coste de bombos y megáfonos que, en un primer momento, fueron aportados a título particular por los aficionados. Y también es una manera de ir haciendo un fondo para tratar de acompañar al equipo en algún desplazamiento.

El más asequible es el de Noia, que coincidirá en la última jornada. Liñares sueña con el play off. Llegado el caso, sería una buena ocasión para echar el resto.

El ser interrogado sobre las expectativas del equipo este curso, el presidente reconoce que «hay pronósticos de todo tipo, desde los más pesimistas a los más optimistas». Él se sitúa entre estos últimos y recuerda que el balance de las primeras jornadas es mejor que el de hace un año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los Herdeiros do Sar crecen y se hacen notar en Santa Isabel