Mercè Morro: «La metástasis crea incertidumbre, pero ahora hay más tratamientos nuevos»

Una exposición inaugurada en el Clínico «sirve para darnos a conocer», manifiesta Mercè, que trata un cáncer de mama metastásico en Santiago desde hace 5 años


santiago / la voz

«El cáncer metastásico es diferente. Es interesante que se conozca cómo nos sentimos. Esta exposición es muy bonita y sirve para darnos a conocer, vale la pena verla», manifestaba Mercè Morro en la inauguración de la muestra Una palabra, una mujer, una vida, sobre el cáncer de mama metastásico, en el Clínico. Acompañó en la presentación a la gerente del área sanitaria, Eloína Núñez; al jefe de oncología, Rafael López; y a una representación de personal sanitario y de personas interesadas en el acto. 

Mercè es catalana, pero lleva en Santiago desde 1997. Hace cinco años le diagnosticaron un tumor de mama. Desde el primer momento le confirmaron que era metástasis; es decir, que afectaba a otras partes del cuerpo, y eso dificulta su control: «Eso es tener muy mala suerte y psicológicamente te deja hundida, porque hay pocos casos que sean metastásicos desde el principio. Te cuesta mucho asimilarlo, porque metástasis quiere decir que en estos momentos es incurable, aunque se pueda tratar. Por eso, cuando la familia y las amistades te preguntan y les dices que tienes cáncer de mama, lo habitual es que te animen, que te digan que es un tumor que se cura en la mayoría de los casos. Y les respondes: pero el mío no».

Mercè sostiene que «lo peor es asumirlo, sobre todo pensando en la familia. La metástasis crea incertidumbre, pero ahora hay más tratamientos nuevos, aparecen continuamente y hay muchos subtipos. Aunque eres consciente de que vas a estar toda la vida con tratamiento, y pendiente de los resultados de pruebas. Tengo claro que, a no ser que aparezca un medicamento milagroso que me elimine la metástasis, sé que voy a estar así siempre».

Con una actitud muy positiva, Mercè explicaba ayer su situación a quien se lo pedía. «Antes, cuando había metástasis se sabía que había poco tiempo por delante. Ahora, los medicamentos y tratamientos nuevos cronifican la situación y hay más pacientes en metástasis, que seguimos ahí», agrega.

¿Cómo es la vida con una metástasis? «Hoy me encuentro bien. Lo que me afecta más son los efectos secundarios de los tratamientos, porque lo que es el cáncer no lo noto. Pero los efectos secundarios dejan secuelas. Los tratamientos hormonales, por ejemplo, te dejan las articulaciones doloridas; las quimioterapias sabes que bajan las defensas; y según tenga las defensas puedo tomar una quimio durante un tiempo y tener que parar, porque los efectos secundarios no los soporte el cuerpo. Entonces necesitas un tratamiento de mantenimiento, más suave, para después poder atacar de nuevo. La quimio reduce un poco el cáncer, pero vuelve a crecer; y es así», dice.

Para esta mujer, esta semana comienza otro capítulo, una nueva esperanza: «Voy al Hospital de Vall d’ Hebrón [en Barcelona], para ver si hay la oportunidad de que pueda entrar en un ensayo clínico de algún tratamiento nuevo que sea favorable para mi situación; y si no habrá que contraatacar otra vez al tumor, con más quimioterapia».

La exposición del vestíbulo del Clínico la promueven la multinacional farmacéutica Pfizer y la Federación Española de Cáncer de Mama, entidad esta última que integra a asociaciones de personas afectadas. El objetivo es dar visibilidad al cáncer de mama metastásico, pues hay estudios que concluyen que aunque el 95 % de la población asegura conocer qué es el cáncer de mama, más de la mitad no sabe en qué consiste cuando se trata de metástasis. En el área de Santiago se diagnostican unos 300 casos de cáncer de mama al año, de los que sobre 70 son metástasis, según se indicó en el acto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mercè Morro: «La metástasis crea incertidumbre, pero ahora hay más tratamientos nuevos»