Inmobiliarias y hoteles se unen frente a los pisos turísticos ilegales

m. m. / M. g. SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

SANDRA ALONSO

Una plataforma de colectivos afectados propondrá medidas a la Administración

18 oct 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

La «alarmante» proliferación de vivienda de alquiler de uso turístico en Santiago fuera de todo control ya está provocando reacciones en el sector privado, con colectivos que han pasado de la preocupación a la acción y empiezan a organizarse para ofrecer su colaboración al Concello y a la Xunta en la adopción de medidas firmes para regular estas actividades.

Tras realizar un diagnóstico de la situación del mercado de alquiler tradicional, que ha deparado la práctica inexistencia de oferta de pisos para arrendar al margen de los usos turísticos (116 viviendas disponibles, el 10 % de ellas en malas condiciones), la Asociación Galega de Inmobiliarias (Agalin) promueve la creación de una plataforma abierta a todos los colectivos implicados. Carlos Debasa, presidente de Agalin, considera que el diagnóstico de la situación está totalmente terminado desde todos los puntos de vista, y cree que es el momento de extraer conclusiones y aportar soluciones. La idea es consensuar un documento con propuestas para presentárselo a los responsables locales y autonómicos, que son los que tienen las competencias para actuar en este campo.

En esta plataforma participará con toda seguridad la Unión Hotelera Compostela, el colectivo que reúne a los principales establecimientos hoteleros de Santiago, también afectados directamente por la irrupción de pisos turísticos ilegales, pero Agalin confía igualmente en la incorporación de las asociaciones de pisos turísticos y de alojamientos de turismo rural.