Compos y Coruxo se citan con la vista puesta en la Copa del Rey

El que gane se jugará la clasificación contra el vencedor del Salamanca-Móstoles


santiago / la voz

La Copa Federación tiene esta temporada el premio de la Copa del Rey. Dos victorias separan al Compos o al Coruxo de esa meta. El que gane esta tarde a las 20.30 en el Vero Boquete se enfrentará dentro de quince días al vencedor de la eliminatoria que dirimen el Salamanca y el Móstoles. Y el que salga victorioso de esa ronda estará en la Copa del Rey.

Anxo, el portero elegido para el once inicial por Yago Iglesias en los anteriores partidos, reconoce que ese aliciente está muy presente en el vestuario santiagués.

El Compos encara el partido después de caer en O Couto en un choque en el que creó más oportunidades que la UD Ourense. El arquero considera que esa circunstancia debe servir como acicate: «La segunda parte fue muy buena, con muchas ocasiones para igualar o ponernos por delante, pero lamentablemente no pudo ser. El portero fue su mejor jugador, hay veces que pasa, pero la competición es muy larga y esta es la línea a seguir».

El rival llega asentado en mitad de la tabla del grupo 1 de Segunda División B. Anxo Pérez advierte de que es un equipo que está yendo de menos a más y confía en que el hecho de jugar en casa sirva para compensar la diferencia de potencial ante un rival que está en una categoría superior. En las filas visitantes milita Álex Ares, una de las piezas maestras del Compos de las últimas temporadas.

Yago Iglesias no confirmará el once inicial y la convocatoria hasta poco antes de que comience el partido. Tiene a todo el plantel disponible y, previsiblemente, hará cambios respecto al once inicial de O Couto, para repartir los esfuerzos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Compos y Coruxo se citan con la vista puesta en la Copa del Rey