Santiago no soporta más gatos

La Asociación Abeiro anuncia que no acogerá más felinos, y el Refuxio de Bando está desbordado con 151 cachorros tras la llegada de las camadas de estos días


santiago / la voz

Ni la iniciativa privada ni la pública tienen controlada la población felina de Santiago, que día a día se incrementa sin que los recursos sean suficientes para establecer controles que eviten la superpoblación. En el Refuxio de Bando nunca tuvieron tantos gatos como ahora, y como consecuencia de las últimas entradas, en Bando hay 151 felinos. No son más que los perros, pero casi. Canes hay 171, pero su adopción es más rápida que la de los gatos, por lo que es posible que vuelva a producirse lo que ya ocurrió este verano cuando estos eran mayoría en Bando.

La situación del Refuxio municipal podría agravarse aún más, después de que la Asociación Abeiro anunciara que no acogerá ni un solo gato más. Actualmente, la entidad tiene 51 felinos repartidos entre las casas de los colaboradores de la entidad y otros once acogidos en una finca cedida, y en la que no pueden tener más gatos. Este colectivo además, se encarga de la gestión de las colonias controladas de Santa Marta, aeropuerto de Lavacolla, Belvís, Vista Alegre, Bornais y A Trisca, con una media de diez ejemplares en cada una. Al coste de las esterilizaciones hay que añadir el de la alimentación y medicinas, lo que dificulta seguir recogiendo más gatos.

Fuentes del Refuxio comentaron que los felinos que entraron en los últimos días son fundamentalmente de gatas de particulares que no son esterilizadas, y que una vez que paren, sus dueños abandonan las camadas en la calle. Algunos son localizados y llevados al Refuxio, pero el problema es que otros quedan en la calle. Desde diversos sectores se insiste en la necesidad de realizar campañas para que los particulares esterilicen a sus mascotas, lo que evitaría el descontrol actual de la población felina de Santiago. El mayor volumen de abandonos se produce entre primavera y al principio del verano, y la del otoño, que coincide con las dos camadas anuales de las gatas. El resto del año prácticamente no hay gatas preñadas.

En el municipio de Santiago hay colonias de gatos en Fontiñas, Outeiro de Sar, Cotaredo, San Lázaro, Bonaval, Ultreia, Blanco Amor, San Lourenzo, rúa de Ourense, Santasmariñas, rúa da Queimada, Alexandre Bóveda, Alameda, Eduardo Pondal, Laverde Ruiz, Ramón Piñeiro, Curros Enríquez, As Trompas, Castrón Douro y Pitelos. Además, en Santa Marta, Conxo, Belvís y Monte do Gozo hay otras colonias de gatos controladas por entidades vecinales o por particulares.

En estos refugios de calle, la media es de diez gatos, aunque en algunas puede haber un número superior. Lo habitual es que las gatas controladas en las colonias estén esterilizadas, por lo que no son ellas las que contribuyen al descontrol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Santiago no soporta más gatos