Camelias de cuatro continentes se abrirán paso en el viejo cámping del Monte do Gozo

La adecuación del bosque tiene un presupuesto de más 412.000 euros e incluirá también un jardín onírico


santiago / la voz

Un bosque de camelias con especies llegadas de Asia, Oceanía, América y Europa sustituirá al viejo cámping en desuso del Monte do Gozo. Se trata de la nueva acción puesta en marcha por la Xunta para revitalizar toda esta área en el tramo final del Camino Francés; un proyecto que se suma a la ampliación del aforo del auditorio -aún queda una nueva fase pendiente-, así como al espacio de recepción de peregrinos a caballo y a la mejora de limpieza e iluminación del entorno del monumento Juan Pablo II.

Para la ejecución de este bosque, la Axencia Turismo de Galicia ha convocado un concurso por más de 412.000 euros y se han presentado dos firmas. Ya se ejecutaron algunas acciones necesarias, como la retirada de construcciones existentes que se encontraban muy deterioradas. Una vez adjudicadas las obras, el plazo para acondicionar este lugar que responderá al concepto de «jardín de invierno» será de cinco meses.

El espacio dispondrá de dos zonas diferenciadas. Por una parte, el bosque con las diferentes camelias y, por otra, un jardín onírico, de 3.000 metros cuadrados, que se ubicará en torno a las dos vías centrales ya existentes.

Floración gradual

La bienvenida a los visitantes del Bosque de Camelias se la darán las procedentes de Asia, por ser el lugar originario de esta especie. Ocuparán cerca de 6.000 metros cuadrados junto con otras plantas de origen asiático. Así, este espacio también contará con una avenida de cerezos japoneses de flor, representando el anuncio primaveral por excelencia en el país oriental.

Por su parte, el área destinada a Oceanía supera los 4.270 metros cuadrados. Con las camelias convivirán otros arbustos procedentes de Australia y Nueva Zelanda, «tentando que as floracións sexan graduais ao longo das estacións para que sempre exista un atractivo singular». En esta zona habrá también distintos eucaliptos -no invasores, matizan- que destacan por el color de sus cortezas.

Más amplio será el espacio destinado a las camelias europeas (procedentes de Bélgica, Portugal, Francia, Italia y Reino Unido), ya que alcanzará los 8.800 metros cuadrados. Habrá un lugar diferenciado para el bosque de camelias de Galicia, con 2.000 metros cuadrados entre la zona de Oceanía y el jardín onírico. Este último estará ocupado por especies ornamentales de porte bajo o medio con floraciones muy vistosas.

El proyecto incluye, asimismo, mantener árboles actuales, que, en algunos casos, serán retirados paulatinamente.

Siete miradores y áreas de descanso y praderas para tumbarse

El proyecto del bosque de camelias también contempla, entre otros elementos, la construcción de miradores y áreas de descanso para disfrutar de todo el horizonte. Serán un total de siete, distribuidos a lo largo del viejo cámping, y contarán con bancos y sillas para favorecer la estancia. Además, dispondrá de praderas de flor para poder tumbarse.

Por otra parte, el proyecto incluirá la construcción de una edificación enterrada para incluir los aseos. La intención de la Xunta es introducir este espacio del Monte do Gozo en la ruta dos Xardíns da Camelia, que cuenta con doce espacios en Galicia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Camelias de cuatro continentes se abrirán paso en el viejo cámping del Monte do Gozo