Un mes de clase con andamios en el Raíña Fabiola inquieta a las familias

Dudan que el martes puedan comenzar la conciliación, como estaba programado


SaNtIaGO / LA VOZ

El colegio público Raíña Fabiola completa el primer mes del curso con andamios en el exterior y obras sin finalizar en el interior, aunque se imparten las clases y funciona el comedor escolar desde la primera jornada lectiva. La situación inquieta a las familias del alumnado, pues dudan que el martes próximo puedan comenzar las actividades de conciliación, como estaba previsto, y que son una necesidad para numerosos padres y madres de escolares.

Así lo manifiesta la presidenta de la Asociación de Nais e Pais (ANPA) del centro, Isabel Diz: «Na última reunión que tivemos antes do inicio de curso, representantes da consellería dixeron que o 11 deste mes estarían finalizadas as obras para poder comezar o día 15 coa programación das actividades extraescolares, que favorecen a conciliación das familias. Segundo se nos transmitiu, do interior do colexio só faltarían por realizar unhas obras no comedor, que se demoraban para a ponte do 1 de novembro». También faltaría por acabar el exterior.

Sin embargo «temos dúbidas de que todo o interior se finalice esta semana e de que podamos comezar a conciliación». La ANPA, debido a las obras, amplió el plazo de inscripción para participar en las actividades hasta esta semana, finaliza hoy «e os últimos días hai moitas inscricións, así acontece todos os anos, moitas familias esperan ao final para facer a inscrición».

Jornada escolar

Cuando las actividades extraescolares estén en marcha, la jornada en el colegio se podrá prolongar hasta las 18.00 horas, y eso facilita a numerosas familias poder conciliar mejor.

Ahora, la recogida de escolares se produce entre las 16.00 y las 16.30 como hora límite, tras finalizar el comedor y atender a quienes lo usan hasta esa hora.

La Consellería de Educación programó para este verano la rehabilitación integral del colegio. Se trata de una obra de envergadura, para la que el Concello concedió licencia a finales de junio y que se adjudicó en los primeros días de julio por un importe de 625.000 euros. La intervención incluye el aislamiento térmico de su fachada principal y de otras dos estancias para mejorar la eficiencia energética. Implica asimismo el cambio de ventanas y de luminarias, además de mejoras en la cubierta. También se contempló la retirada del árbol del patio, para evitar daños en la fachada, entre otras mejoras de pintado, drenaje e instalación de falsos techos en algunas zonas de la edificación.

Es una de las obras de mayor envergadura programada este año en centros educativos de la ciudad. Los andamios instalados para los trabajos permanecían a inicios del curso, y continúan.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un mes de clase con andamios en el Raíña Fabiola inquieta a las familias