La Iglesia reclama una política migratoria «propia de Europa»

Más de 30 presidentes de conferencias episcopales europeas se reúnen en Santiago en la asamblea plenaria del consejo


Santiago / La Voz

La capital de Galicia es también estos días la capital de las conferencias episcopales europeas. Lo es porque acoge la asamblea plenaria del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (CCEE), en la que participan más de treinta portavoces de estas entidades. Angelo Bagnasco, presidente del CCEE, instó a los gobiernos europeos a llevar a cabo «una política de la emigración propiamente europea, que hasta el momento parece que no se ha elaborado». El problema y la solución del fenómeno migratorio, explicó Bagnasco en una intervención ante los medios, pasa por aplicar dos principios del Evangelio que el papa Francisco concretó en dos palabras «acogida e integración».

La inmigración en Europa ha pasado por tres fases. Una primera de total indiferencia, lamentó el cardenal Bagnasco; una segunda en la que solo se implicaban los países afectados por estar en torno al Mediterráneo, y en la que se establecieron una serie de ayudas a estos estados; y la tercera fase, la actual, en la que por fin se intenta llevar a cabo una política conjunta.

Las migraciones, el brexit o los populismos son temas que ha abordado el presidente del CCEE. Sobre estos últimos Bagnasco instó a los dirigentes de los diferentes gobiernos a «hacer un examen con humildad», ya que «son los responsables de que se haya llegado a este punto».

La elección de Santiago para este encuentro europeo tiene mucho que ver con su condición de centro de peregrinación «desde aquí podemos hacer una llamada emblemática a toda Europa». El título de la asamblea, Europa, ¿hora de despertar? Los signos de la esperanza, invita a una reflexión importante «sobre si realmente se están dando signos de este despertar en Europa y si hay signos de esperanza».

Por su parte el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, recordó en el acto inaugural que «hace 37 años el papa San Juan Pablo II nos dejaba en la Catedral un mensaje profético sobre Europa que sigue teniendo toda su actualidad. Es necesario avivar las raíces cristianas y recordar el Evangelio a quienes lo han olvidado y transmitirlo a quienes ya no lo conocen», indicó.

Por su parte, el papa Francisco envió una carta a los participantes en la que les anima «a vivir estos días como un camino que tienda a ver los signos de esperanza que constelan Europa». A lo largo de tres jornadas, los presidentes de las conferencias episcopales llevarán a cabo siete sesiones de trabajo en torno al lema de la asamblea.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Iglesia reclama una política migratoria «propia de Europa»