Voluntarios para brindar apoyo a los alumnos de Erasmus

La Asociación Sharing Galicia teje una red de ayuda para los universitarios


1Desde hace nueve años, un grupo de voluntarios ofrecen su tiempo desinteresadamente para aliviar el agobio que sufren los estudiantes universitarios cuando llegan a la ciudad procedentes del extranjero. Aunque desde la USC se ofrece ayuda para los trámites, los voluntarios de la Asociación Sharing Galicia son una mano tendida para guiar los pasos de los estudiantes que llegan en el programa Erasmus en sus primeras semanas de estancia en la ciudad. Juan Carlos Suárez Estrada es el presidente de la asociación, que cuenta con unos quince voluntarios cada año para «resolver dudas, dar a conocer la ciudad y ayudar en la búsqueda de pisos», explica. «Muchos vienen con plaza en una residencia, pero no hay para todos; y nosotros les ayudamos con los pisos, incluso antes de llegar. Es un problema, porque últimamente las agencias nos dicen que la oferta es escasa. Siempre hablan de los pisos turísticos, y no es fácil para los estudiantes de fuera conseguir una habitación», comenta Juan Carlos. Entre los jóvenes Erasmus de Santiago que reciben la ayuda de Sharing Galicia «hay personas de Italia, México y Brasil, por este orden en número; también muchos asiáticos y árabes». La entidad, sin ánimo de lucro, organiza eventos sociales y culturales con la idea de «promover la riqueza de la ciudad», y conseguir que la adaptación de los universitarios a su nueva vida sea «lo más agradable posible». Desde su nacimiento en el 2010, la asociación «auxilió a unas mil personas cada año». Solo en este primer semestre, los voluntarios de Sharing sirvieron de apoyo social a seiscientos jóvenes. Juan Carlos, que llegó a Santiago hace cuatro años, nació en México, pero sus antecedentes familiares se reparten entre Canarias y Galicia, «y hasta tengo raíces en Filipinas». Esta mezcla podría estar detrás de su implicación en la labor altruista de Sharing Galicia. Los voluntarios de la asociación suelen variar de un año a otro, y algunos de ellos se animan a participar para conocer otras culturas. «Tenemos voluntarios que, después de pasar por aquí, se animan y se van de Erasmus. Ahora hay dos chicas de Santiago en Perú y Brasil». 

En el Camino de Invierno

El Camino de Invierno, que cruza la Ribeira Sacra, va cogiendo fuerza. La Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la USC, que preside Benita Silva, inició el domingo la ruta por la mitad, aprovechando el tiempo de vendimia. Una treintena de personas empezaron en la iglesia de San Paio de Diomondi en el momento que finalizaba la misa, por lo que la ermita estaba abierta y pudieron verla. La pronunciada bajada por la calzada romana entre robles y castaños hasta el puente de Belesar, sobre el río Miño, sirvió para calentar tobillos y gemelos, pero el verdadero esfuerzo llegaría con el ascenso posterior hasta San Pedro de Líncora, que fragmentó el grupo. Las venezolanas Dalia, Ana y Maribel disfrutaron mucho al descubrir tantos paisajes heroicos, mientras los hermanos Juan y Pepe Viaño conversaban con Luis Ángel y Manuela, o con Germán y Antonio. Tras cruzar Chantada, aún había que llegar a Penasillás, donde les esperaba el primer cocido de la temporada y la sorpresa para Moncho Lois, al que sus compañeros agasajaron con tartas de cumpleaños. Y hasta hubo dos velitas. 

Excursión de fradenses

Un total de 58 vecinos de Frades se fueron cinco días de excursión, organizada por el Concello que preside Roberto Rey, a Lourdes. con visitas a León, San Sebastián, Andorra o Zaragoza. En su recorrido, además del santuario de Lourdes, visitaron los de Loiola y El Pilar. Les acompañaron los ediles Jesús Francos y Juan Carlos Portos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Voluntarios para brindar apoyo a los alumnos de Erasmus