Okupación en el corazón del casco histórico

Fuerzan las cerraduras del bajo de la Rúa do Vilar que acogió la Oficina de Turismo de Galicia


santiago / la voz

Uno de los mejores bajos de la Rúa do Vilar, que lleva cerrado varios años, fue el lugar escogido para otra okupación en Santiago. Durante la madrugada de ayer, los okupas forzaron las cerraduras del inmueble del número 27 y accedieron a su interior. Bloquearon tanto la puerta de la entrada principal como la trasera, que da a la rúa da Raíña y, al menos, pasaron la noche en su interior. Al amanecer y durante toda la mañana, los restos orgánicos y un desagradable olor en el portal principal delataban que las personas que entraron al edificio usaron como letrina este acceso.

El personal de una conocida empresa de cerrajería de Santiago fue requerida por los propietarios para abrir la puerta, pero el especialista pidió la presencia policial ante el riesgo de que pudiera haber personas dentro que opusieran resistencia. Los propietarios del inmueble pusieron denuncia en la comisaría de la Policía Nacional, que se personó en el inmueble para comprobar si aún quedaba alguna persona en el interior. Los agentes accedieron al bajo por la rúa da Raíña, y pudieron ver que el único rastro de los okupas eran varias prendas de ropa deportiva que aún tenían las etiquetas del comercio con el precio rebajado. De los okupas, ni rastro.

Lo curioso es que, tras forzar las cerraduras, los individuos dejaron colocado en la puerta trasera (la de la rúa da Raíña) un candado con un alambre artesanal realizado con una lata, y la puerta delantera (rúa do Vilar) bloqueada, posiblemente por dentro del local. Todo apunta a que los okupas entraron por la rúa da Raíña, y no solo forzaron la puerta de cristal, sino también la reja de hierro forjado.

Hacia el mediodía, los propietarios recuperaron el control de su bajo comercial y valoraban la posibilidad de reforzar los cierres para evitar una nueva okupación a lo largo de las siguientes noches o durante la madrugada de hoy.

Nuevo inquilino

En el local okupado estuvo hasta hace unos años la Oficina de Turismo de Galicia, dependiente de la Xunta, y a su lado está la oficina de promoción turística de Portugal. Hace décadas, el mismo bajo fue sede del antiguo Banco Central, posteriormente Central Hispano.

Según se pudo saber, a este local se trasladará en los próximos meses la sucursal de La Caixa, que ocupa actualmente un pequeño bajo comercial en la rúa do Franco. Precisamente, la entidad bancaria está a la espera de terminar los trámites administrativos en el Concello para acondicionar el local. Esta licencia podría ser concedida en un breve espacio de tiempo. Con el traslado de esta entidad bancaria, el inmueble volverá a entrar en servicio después de permanecer varios años vacío.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Okupación en el corazón del casco histórico