La Xunta prevé rematar para el próximo verano la pasarela del Monte do Gozo

La obra, con 845.000 euros de inversión, incluye la renovación de la plaza de San Marcos


santiago / santiago

A partir del próximo verano, según ha adelantado la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, la actual bajada del Monte do Gozo a la entrada del Camino Francés en Santiago será sustituida por una nueva y más accesible pasarela que conectará San Marcos con Ponte de San Lázaro. Arrancan así las obras de mejora de este tramo del Camino, con un presupuesto de 845.000 euros, que incluye también la remodelación integral de la plaza de San Marcos, con el pavimentado total del área y la dotación de nuevo alumbrado. Esta actuación se ejecutará en paralelo a la de Ponte de San Lázaro y la rúa de Miguel Ferro Caaveiro, que está en proceso de contratación.

«É unha actuación importante que supón moitos beneficios para os peregrinos e tamén para os veciños, porque o certo é que o que conseguimos é gañar espazo neste treito do Camiño de Santiago que entra na cidade», destacó la conselleira, Ethel Vázquez. Desde Infraestruturas tienen la mirada puesta en el próximo Xacobeo 2021, por lo que esta obra será crucial para que los itinerarios jacobeos «aos peregrinos e para aos veciños lles sexan máis cómodos, máis seguros, máis accesibles e tamén máis humanos», apuntó Vázquez.

Por su parte, el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, insistió en el compromiso del consistorio por dar continuidad a las mejoras iniciadas como resultado del convenio entre el anterior gobierno de Compostela Aberta y la Xunta. «Este trato vai seguir supoñendo unha mellora cualitativa moi notable nos Camiños de Santiago», declaró el regidor, que también aprovechó la ocasión para disipar temores acerca de las actuaciones que, como esta, se están ejecutando en otras partes de la ciudad: «Non podemos perder a oportunidade de que se fagan todas estas obras no tecido urbano de Santiago, aínda que xeren incomodidades, problemas e dificultades. Van revertir nunha mellora moi notable na accesibilidade do Camiño Francés a través da rúa de Concheiros, do Camiño Portugués a través de Conxo, e do Camiño Inglés a través do Polígono do Tambre».

En total, todas las mejoras de accesibilidad e integración paisajística que se están ejecutando en los últimos tramos de las rutas jacobeas en Santiago, suman cerca de diez millones de euros.

La senda que baja hacia San Lázaro ya no volverá a cargar con más escalones

La actual escalera que va de San Marcos a la AP-9 será sustituida por una pasarela peatonal completamente hormigonada de unos 111 metros de longitud. Este será el último tramo afectado por el proyecto, que en total contempla el acondicionamiento de 990 metros del Camino Francés, cerca de 8.300 metros cuadrados para pavimentar. A esto hay que añadirle también la adecuación de unos 8.350 metros cuadrados de las zonas verdes colindantes.

La plaza de San Marcos tendrá un nuevo adoquinado y otras dotaciones

Las actuaciones en San Marcos se delimitan prácticamente al entorno de su capilla, con la incorporación de un nuevo adoquinado, así como la plantación de árboles autóctonos en los márgenes de sus tramos y un nuevo sistema de iluminación. El final de la plaza conectará directamente con la nueva rampa hacia la N-634. Según la conselleira Ethel Vázquez, también se construirá una plataforma de hormigón que facilitará el acceso a las viviendas de la zona.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
2 votos
Comentarios

La Xunta prevé rematar para el próximo verano la pasarela del Monte do Gozo