El terror de las velutinas está en Padrón

El vecino de Extramundi Anxo Rei Arca da con una receta sencilla para cazar a esta especie, a base de miel y agua en un bote de cristal, y con la que las mata a cientos


padrón / la voz

Arqueólogo de formación, Anxo Rei Arca es el terror de las avispas velutinas. Este vecino de 30 años de Agronovo, en Extramundi, en el municipio de Padrón, ha dado con una receta sencilla para cazarlas en la huerta de su casa: miel y agua mezclados, a poder ser en un bote de cristal. «Dá mellor resultado que o de plástico», explica Anxo Rei que, desde mediados de agosto, suma un buen montón de ejemplares muertos.

Todo comenzó el día que se dejó olvidado en la finca un bote de miel abierto, que la lluvia medió de agua y, para su sorpresa, se llenó de velutinas. Desde entonces, no para y cada día coloca varios botes por la huerta, en aquellos puntos en los que detecta mayor presencia de las avispas, como el entorno de los árboles frutales y de las plantas con flores, y los vacía al día siguiente, tras llenarse de avispas. «Nun día de calor pódense chegar a coller preto dun cento», asegura el vecino de Extramundi, que esta legislatura se estrena como edil del Concello, por el grupo del PSOE.

Anxo Rei heredó de su abuelo unas cuantas colmenas y, a la vista de lo que estaba pasando con las velutinas, empezó a mirar formas de contener esta plaga hasta que, de casualidad, dio con la fórmula de la miel y el agua, que tan bien le está funcionando. Tanto que asegura que en esa trampa solo caen ejemplares de esta especie, que él va echando en un montón sobre un tocón de un árbol de la huerta y que ya levanta una buena altura.

Las colmenas del abuelo le llevaron a tomar medidas para controlar la plaga invasora

La mezcla a base de miel y agua que hace el vecino de Agronovo para contener la plaga de las velutinas «é a fórmula máis sinxela das que probei», dice Anxo Rei, aunque reconoce que también lo hizo con mosto tinto, azúcar y compuestos con levadura y cerveza. El se decidió a actuar cuando se hizo cargo de las colmenas de su abuelo y vio que las velutinas acababan con ellas. «Todo o que sei das abellas aprendino de meu avó, e o resto vou facendo eu experimentos», dice.

Sus vecinos ya son conocedores de que su fórmula funciona y le tienen avisado para que les ayude ante la presencia de velutinas, como las de un nido que hay cerca de la Casa de Cultura de Extramundi y que Anxo Rei cree que es del que proceden muchos de los ejemplares de la zona.

El vecino es, además, una persona a la que le gusta estar en contacto con la naturaleza, por lo que continuará con la tarea de tratar de contener la plaga.

La lucha contra la velutina

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

El terror de las velutinas está en Padrón