El túnel de Conxo se controlará por radar desde el próximo año

El Concello elabora ya la petición a Fomento, el titular de la vía, para su instalación


SANTIAGO / LA VOZ

Los excesos de velocidad en el paso inferior de Conxo tienen los días contados. Al menos para quienes reaccionan levantando el pie del acelerador ante la presencia de un radar, que no todo el mundo lo hace: ahí están las casi 7.000 sanciones impuestas en el túnel del Hórreo el pasado año. No se trata expresamente de días, sino de meses, porque poner en marcha esa medida de control requiere su tiempo, pero la decisión está tomada después de constatarse que prácticamente la totalidad de los usuarios de ese paso superan la velocidad permitida, y en niveles sancionables, por encima del margen de error que se deja en estas mediciones.

Hasta el 98 % de los usuarios de los ocho últimos días de abril y el primero de mayo cuya velocidad se midió en ese punto (en dirección salida de la ciudad) superaron los 60 kilómetros por hora, cuando el tramo está limitado a 50 (a 40 en su aproximación a una desviación). Y la cifra de vehículos controlados no fue precisamente menor: prácticamente 20.000 al día (más de 179.300 en todo el período).

La decisión de ponerle remedio con un radar es del Concello, pero no la competencia. Esa corresponde al Ministerio de Fomento, el titular del vial, por lo que su instalación no será inmediata, pero el Concello espera que no pase más allá del primer trimestre del 2020, aun teniendo en cuenta la interinidad en que está el Gobierno central. «A ver se dá tempo», dice el edil de Tráfico.

El departamento que dirige Gonzalo Muíños está ya elaborando el escrito que en los próximos días dirigirán al ministerio. Además de motivar la petición con los datos que dejó el estudio realizado por la empresa que gestiona el cobro de multas, Raxoi pedirá su asesoramiento para identificar el punto idóneo para el radar. De esos datos se vale Muíños para apuntar que el control de la velocidad en Conxo es una cuestión de seguridad viaria ajena a cualquier posible lectura de afán recaudatorio.

Ese mismo estudio, en el mismo mes pero distintos días (del 11 al 19), arroja un mejor comportamiento en el Restollal. También con disco de limitacaión a 50 kilómetros por hora, el porcentaje de usuarios con velocidades en parámetros sancionables se quedó cerca del 17 %: apenas 9.100 vehículos (aun así, 1.011 diarios) de los 54.216 contabilizados en el período de medición. La mayoría (6.925 vehículos durante esa semana larga) sobrepasaron el límite de velocidad por encima de los 61 kilómetros, pero por debajo de los 71, un tramo que en el caso de sanción supone 100 euros. El importe de las multas se gradúa en función del nivel de exceso por tramos de 10 kilómetros, hasta los 600 euros que supone circular por encima de los cien cuando el límite es de 50. En el caso del Restollal, aunque se trata de un tramo recto y con cuatro carriles, «a xente tena máis como unha vía urbana» que el paso de Conxo, precisa Muíños.

EN EL RESTOLLAL

54.216

FUERON LOS VEHÍCULOS CONTROLADOS DURANTE 9 DÍAS Y AHÍ EL VOLUMEN DE SANCIONABLES QUEDÓ EN CERCA DEL 17 %

TÚNEL DEL HÓRREO

6.955

LAS INFRACCIONES DETECTADAS EL PASADO AÑO POR EL RADAR, MÁS DEL DOBLE QUE EN EL 2017.

La recaudación en multas de tráfico creció un 15 % sobre lo presupuestado

Las cuentas no le salieron mal al Concello en materia de ingresos por infracciones de tráfico. El presupuesto del 2018 hacía previsión de alimentar las arcas municipales con 2.250.000 euros, como el año anterior. Pero la actividad rodada en las vías públicas engordó esas expectativas hasta un 15 %. Raxoi cerró el ejercicio con casi 2,6 millones de euros ingresados por esa vía. Fueron 343.000 euros más de lo proyectado.

Ese capítulo de ingresos se nutre de una amplia variedad de circunstancias sancionables, pero seguro que el túnel del Hórreo ha tenido un peso considerable en ese incremento. Y es que, después de dos años de descensos que permitieron pensar que sus usuarios estaban más concienciados con el respeto a su disco de velocidad, en el 2018 ese radar trabajó más que nunca. Despistados o desconsiderados con el límite, el radar cazó a 6.955 conductores, cuando el 2017 se cerró con 2.731. Fue la zona, y con diferencia, donde más se sancionó el pasado año. Mientras, el respeto por los fotorrojos sigue creciendo. En el 2018 los semáforos con cámara detectaron un 10 % menos de infracciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El túnel de Conxo se controlará por radar desde el próximo año